Uno de los mayores icebergs en la historia es inminente en la Antártida

La brecha en la plataforma de hielo marino Larsen C en la Antártida ha crecido 17 kilómetros en seis días y se encuentra a sólo 13 kilómetros del frente de hielo.

Esto indica que el nacimiento de un gigantesco iceberg es probablemente muy cercano, revelaron investigadores de la Universidad de Swansea después de estudiar los últimos datos satelitales .

La brecha en Larsen C es probable que conduzca a uno de los icebergs más grandes jamás registrados. Está siendo supervisado por investigadores del Proyecto Midas del Reino Unido, dirigido por la Universidad de Swansea.

El profesor Adrian Luckman de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Swansea, jefe del Proyecto Midas, describió en un comunicado los últimos descubrimientos: “En el salto más grande desde enero, la grieta en la plataforma de hielo Larsen C creció 17 kilómetros adicionales entre el 25 de mayo y el 31 de mayo de 2017. Esto ha movido la punta de la grieta a 13 kilómetros de cubrir todo el camino hasta el frente de hielo, produciendo uno de los mayores icebergs jamás registrados.

La punta de la grieta también parece haber girado significativamente hacia el frente de hielo, lo que indica que el momento del parto es probablemente muy cercano. La grieta ha roto completamente la zona de hielo de sutura suave originada en la Península de Cole y parece que queda muy poco para evitar que el iceberg se rompa completamente.

Los investigadores dicen que la pérdida de una pieza de una cuarta parte del tamaño de Gales dejará toda la barrera de hielo vulnerable a la futura ruptura.

Larsen C tiene aproximadamente 350 metros de espesor y flota en los mares al borde de la Antártida Occidental, frenando el flujo de glaciares que lo alimentan.

Cambio de paisaje en la Península Antártica

“Cuando se haya gestado, la plataforma de hielo Larsen C perderá más del 10% de su área para dejar el frente de hielo en su posición más retraída jamás registrada; este evento cambiará fundamentalmente el paisaje de la Península Antártica.

Hemos demostrado previamente que la nueva configuración será menos estable que antes de la grieta y que Larsen C puede seguir el ejemplo de su vecino Larsen B, que se desintegró en 2002 tras un evento similar.

El equipo dice que no tienen evidencia para vincular el crecimiento de esta grieta, y el eventual iceberg, con el cambio climático. Sin embargo, es ampliamente aceptado que el calentamiento de las temperaturas oceánicas y atmosféricas ha sido un factor en anteriores desintegraciones de las plataformas de hielo en otros lugares de la Península Antártica, especialmente Larsen A (1995) y Larsen B (2002).

Señalan que este es uno de los lugares de calentamiento más rápidos de la Tierra, una característica que sin duda no ha impedido el desarrollo de la grieta en Larsen C.

Fuente: Europa Press

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!