Tendencia mundial de las enfermedades

Los países en vías de desarrollo luchan contra dolencias propias de países ricos y pobres.

Hace décadas que la esperanza de vida aumenta en todo el planeta. Pero también lo hace el número de personas que viven más años con dolencias debilitantes.

Eso asegura un nuevo estudio del Instituto para la Evaluación y Métrica de la Salud de EU. Los problemas de salud que afectan a los países desarrollados (mitad superior de la gráfica) son provocados casi enteramente por enfermedades no contagiosas, como las cardiopatías, las neumopatías y las raquialgias (naranja), afecciones vinculadas con los hábitos alimentarios y el sedentarismo.

Por su parte, los países en vías de desarrollo (inferior) ven aumentar con rapidez la prevalencia de ese tipo de dolencias sin que hayan podido atajar o erradicar enfermedades contagiosas que las afligen desde hace tiempo, como la diarrea y el paludismo (azul).

Si estos países actúan con inteligencia, podrán crear programas de salud que conjuren las nuevas amenazas y palien las antiguas. «Si saben lo que va a venir, podrán priorizar lo que deben hacer», afirma Amy VanderZanden, miembro del instituto.

Fuente: Mark Fischetti / investigacionyciencia.es

 

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!