El tamaño del plancton, clave para su dispersión

El estudio, liderado por el centro vasco de investigaciones pesqueras Azti, se publica en el último número de Nature Communications.

El plancto, un conjunto de diminutos animales y vegetales que flotan en el agua, produce el 50 % del oxígeno que respiramos, al tiempo que retira grandes cantidades de dióxido de carbono, unas funciones que dependen de la distribución de las diferentes especies del plancton y del tamaño de los organismos que lo componen.

Por eso, conocer los factores afectan la distribución de las diferentes especies que integran el plancton resulta “esencial” para saber “cómo el cambio global afectará al funcionamiento del ecosistema marino”, así como para “entender cómo la biodiversidad marina se mantiene localmente y se estructura espacialmente”.

A mayor tamaño, mayor conexión

El estudio, en el que han participado científicos de distintas instituciones de España, Estados Unidos, Suecia, el Reino Unido y Arabia Saudí, ha concluido que “cuanto más grandes son los organismos planctónicos menor es la conexión entre las diferentes comunidades”, así como que su “dispersión es más importante que los factores ambientales”.

Los datos para el estudio se obtuvieron durante la expedición de circunnavegación Malaspina 2010, que “generó un inventario coherente y de alta resolución del ecosistema y la biodiversidad en el océano profundo”.

El investigador de Azti y primer autor del estudio, Ernesto Villarino, explica que “los océanos representan el mayor entorno continuo en la tierra y, a largo plazo, todos los ecosistemas marinos están conectados entre sí por las corrientes oceánicas”. “Sin embargo -añade- la conectividad biológica o el intercambio de individuos a través de subpoblaciones separadas no es uniforme, ya que existen barreras para su dispersión”.

Por este motivo, recalca que “conocer qué factores afectan a la distribución de las diferentes especies que componen el plancton es esencial para saber cómo el cambio global afectará el funcionamiento del ecosistema marino”.

Ahora, los resultados de esta investigación, apuntan a que, en la distribución del plancton global, “la dispersión es más importante que descriptores ambientales como, por ejemplo, temperatura del mar y los nutrientes”.

Asimismo, el estudio constata que “cuanto más grandes son los organismos planctónicos menor es la conexión entre las diferentes comunidades”, ya que “las especies más pequeñas son más abundantes y las corrientes las dispersan más”.

Fuente: EFE

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!