Los abejorros no pueden evitar el néctar contaminado

Una nueva investigación de la Universidad de Oxford ha revelado que los abejorros no pueden saborear los pesticidas presentes en el néctar, ni siquiera en concentraciones letales

Esto significa que los abejorros no pueden evitar el néctar contaminado, lo que los pone en alto riesgo de exposición a pesticidas y representa una amenaza para la polinización de los cultivos. La investigación ha sido publicada en eLife.

Las abejas son importantes polinizadores de cultivos agrícolas, pero esto puede exponerlas a pesticidas mientras recolectan néctar y polen, algunos de los cuales son muy tóxicos para las abejas. Se sabe que las abejas son expertas en probar y diferenciar soluciones azucaradas. Ciertos compuestos tóxicos, como la quinina, tienen un sabor “amargo” para las abejas, por lo que los investigadores intentaron descubrir si este sentido del gusto podría ayudarlas a evitar beber pesticidas.

Los investigadores utilizaron dos métodos para probar si los abejorros (Bombus terrestris) podían probar los pesticidas neonicotinoides y sulfoximina en el néctar que imitaba el de la colza (Brassica napus), y si evitarían beber pesticidas en un rango muy amplio de concentraciones.

En primer lugar, utilizaron la electrofisiología para registrar las respuestas de las neuronas de la sensilla gustativa (es decir, las ‘papilas gustativas’) de las piezas bucales del abejorro. Esto les permitió rastrear la frecuencia con la que se “activaban” las neuronas y, por lo tanto, la fuerza de la respuesta al sabor. Los investigadores también probaron el comportamiento alimentario de los abejorros ofreciéndoles soluciones de azúcar pura o soluciones de azúcar con pesticidas para alimentarse.

Los resultados demostraron que las respuestas de las neuronas eran las mismas ya sea que las abejas bebieran una solución azucarada o pesticidas que contenían azúcar. Esto indica que las piezas bucales de los abejorros no tienen mecanismos para detectar y evitar los pesticidas comunes en el néctar.

En los experimentos de comportamiento, las abejas consumieron la misma cantidad de alimento, independientemente de si la solución contenía pesticidas o no. Este fue incluso el caso cuando los pesticidas estaban presentes en concentraciones lo suficientemente altas como para enfermar gravemente a las abejas.

Los hallazgos son importantes porque muestran que los abejorros no pueden evitar la exposición a pesticidas utilizando su sentido del gusto.

La autora principal, la Dra. Rachel Parkinson, del Departamento de Biología de la Universidad de Oxford, afirmó en un comunicado: “Como los abejorros no pueden saborear los pesticidas y no experimentan consecuencias negativas inmediatas al beberlos, probablemente no podrían evitar consumir néctar contaminado con pesticidas en el campo”.

Aunque las abejas no bebieron menos soluciones con pesticidas, los autores demostraron evitar el sabor “amargo” utilizando el compuesto quinina. La quinina en solución de azúcar disuadió a las abejas en altas concentraciones. En concentraciones bajas, se observó que las abejas ingirieron menos solución de azúcar; sin embargo, la cantidad de tiempo que pasaron en contacto con la solución de alimentación fue la misma.

Fuente: europapress.es