Las olas de calor serán cada vez peores, afirman expertos de Oxford

Este año las temperaturas llegaron a cifras record en Europa. A finales de junio Francia llegó a experimentar hasta 44.3° C de calor, y hace solo unos días, la ola de calor fue tal que pudo ser observado desde el espacio. Sin embargo, de acuerdo a científicos británicos la situación se volverá más extrema en los próximos años.

Según New Scientist, Friederike Otto y sus colegas de la Universidad de Oxford en el Reino Unido han utilizado modelos de computadora para evaluar cómo el calentamiento global ha alterado las probabilidades de olas de calor en Europa. La conclusión es que las temperaturas en todos los lugares serían entre 1.5° y 3° C más frías si el evento hubiera sucedido en tiempos preindustriales.

La actividad humana

Los científicos creen que es extremadamente improbable que Francia y los Países Bajos hayan experimentado tal ola de calor sin el calentamiento global. Se esperaría que ocurriera menos de una vez cada 1000 años.

“Se descubrió que cada ola de calor analizada hasta ahora en Europa en los últimos años es mucho más probable y más intensa debido al cambio climático inducido por el hombre”, afirma el estudio. “La ola de calor de julio de 2019 fue tan extrema sobre Europa occidental continental que las magnitudes observadas habrían sido extremadamente improbables sin el cambio climático”, añaden.

El estudio aclara que, para el Reino Unido y Alemania, la ola de calor no hubiera sido tan improbable. Podría haber ocurrido una vez cada 100 años en un clima preindustrial. La mala noticia es que, en el clima actual, se espera que tales olas de calor ocurran una vez cada 8 años.

El futuro será más caluroso

Lo más alarmante que con las temperaturas globales elevándose aún más, es cada vez más probable que ocurran olas de calor similares o incluso más fuertes. A nivel mundial, julio al menos igualó, si no superó, el mes más caluroso en la historia registrada, según la Organización Meteorológica Mundial y el Programa de Cambio Climático Copérnico.

Más adelante, el aire caliente que causó la ola de calor europea ahora se movió sobre Groenlandia, causando niveles de fusión superficial casi récord. Mientras tanto, los incendios forestales continúan en Siberia, Alaska y Canadá, lo que llevó a Rusia a declarar un estado de emergencia.

Anteriormente, se informó que el año 2019 ya se convirtió en el año récord de incendios forestales para el Reino Unido. Durante primeros cinco meses el país ya contó con 96 episodios. Además, en febrero en Chile al menos 58.000 hectáreas de bosques fueron destruidas por los incendios forestales que aquejan varias zonas del centro y sur del país.

Fuente: nmas1.org

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!