La ONU considera que la tecnología blockchain es una herramienta para luchar contra la crisis climática

La Organización de las Naciones Unidas seguirá explorando los usos de la tecnología blockchain para mejorar la fiabilidad de los datos sobre las emisiones de gases de efecto invernadero

En medio de las preocupaciones actuales sobre la huella de carbono de Bitcoin, las Naciones Unidas han dicho que la tecnología subyacente de las criptomonedas tiene un potencial enorme para solucionar problemas globales como el cambio climático.

La ONU seguirá explorando los usos de la tecnología blockchain como una forma de combatir la crisis climática y ayudar a alcanzar una economía global más sostenible, según un artículo publicado en el sitio web oficial de la ONU el domingo.

Los expertos de la ONU confían en que «las criptomonedas y la tecnología que las impulsa pueden desempeñar un papel importante en el desarrollo sostenible y, de hecho, mejorar nuestra gestión del medio ambiente». Específicamente, el artículo señala una serie de beneficios ambientales y de sostenibilidad asociados con blockchain, incluido su poder para permitir la transparencia y la resistencia al fraude, la financiación climática y los mercados de energía limpia.

Citando la asociación del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente con la Universidad Técnica de Dinamarca, el artículo afirma que los datos sobre las emisiones nocivas de gases de efecto invernadero no son fiables e incompletos en muchos países. Al proporcionar un registro inmutable de datos de carbono, las soluciones blockchain pueden proporcionar una forma transparente para que las naciones tomen medidas para reducir su impacto en el clima.

La tecnología blockchain también puede ser una parte importante del impulso de las fuentes de energía renovables, como la eólica y la solar, al proporcionar una herramienta para crear mercados de energía limpia. «Como estas fuentes son, por su naturaleza, intermitentes y descentralizadas, se necesitan nuevas formas de mercados energéticos», señala el artículo.

La ONU enfatizó que las criptomonedas aún están en su fase inicial, y todavía hay muchos desafíos tecnológicos y políticos que superar, incluidos los problemas ambientales y la volatilidad:

«Para que los más vulnerables se beneficien de la promesa de la tecnología blockchain, y para que realmente tenga un impacto positivo en la crisis climática, se necesita más investigación técnica, así como más diálogo internacional, con la participación de expertos, científicos y responsables políticos.»

Minang Acharya, uno de los autores del informe del PNUMA sobre aplicaciones blockchain, instó a la ONU a continuar experimentando con blockchain para aprender más sobre sus implicaciones ecológicas. «Es probable que esto mejore nuestros conocimientos sobre blockchain en toda la ONU, nuestra comprensión de las implicaciones medioambientales y sociales de las operaciones mineras, y mejore nuestras posibilidades de hacer frente a cualquier problema que la tecnología pueda traer en el futuro», dijo Acharya.

Fuente: investing.com