La genética y la evolución del idioma inglés

Tanto los idiomas como los genes se transmiten entre generaciones y son susceptibles de experimentar modificaciones como resultado de las fluctuaciones que se producen al azar y de una selección natural, apunta esa investigación.

El experto Joshua Plotkin y un grupo de colegas de la Universidad de Pensilvania (Estados Unidos) valoraron las contribuciones relativas de esos dos mecanismos en la evolución del idioma al analizar secuencias de textos digitalizados.

Los investigadores analizaron tres cambios gramaticales bien conocidos experimentados por la lengua inglesa: la regularización de los tiempos pasados de los verbos, el empleo de la perífrasis “do” (como en las frases del tipo: “do you know?“) y la variación que se da en las negaciones verbales.

Esto podría explicar por qué las palabras menos comunes son reemplazadas en el idioma en mayor medida que las que son más habituales.

Los hallazgos demuestran que la combinación de grandes secuencias de datos digitales con interferencias de la genética de la población pueden producir pistas valiosas en los elementos que impulsan la evolución del lenguaje.

Fuente: EFE

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!