José de la Herrán, murió el “padre del telescopio” en México a la edad de 96 años

José de la Herrán nació en la Ciudad de México en 1925

El reconocido ingeniero y astrónomo José Ruíz de la Herrán murió este lunes a la edad de 96 años, así lo dio a conocer la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) a través de su cuenta de Twitter, donde lamentó el sensible fallecimiento del científico mexicano, quien era conocido como “el padre del telescopio”.

Conocido como un destacado divulgador de la ciencia en el país, De la Herrán fue fundador y presidente de la Sociedad Mexicana de la Divulgación de la Ciencia y de la Técnica (Somedicyt) , y en 1983 obtuvo el Premio Nacional de Ciencias en el área de Tecnología, Innovación y Diseño.

Su labor como divulgador de la ciencia estuvo siempre enfocada en interesar y acercar el conocimiento tecnológico a diversos sectores de la sociedad; lo hacía impartiendo diversos talleres y conferencias, además, participó en publicaciones como la revista Información Científica y Tecnológica, del Conacyt, de la cual fue su director.

Además, fue pionero en la puesta en marcha de medios de comunicación como la radio y la televisión en México, su trabajo estuvo ligado a la construcción de la XEQ-FM (primera radiodifusora de frecuencia modulada en México) y de los estudios de XEW Televisión Canal 2. También estuvo a cargo de la planeación del sistema de televisión por cable en la Ciudad de México.

Su trabajo en el campo de la astronomía fue producto de su pasión por esta ciencia. Durante toda su vida juntó una amplia colección de distintos aparatos como telescopios, radios, cámaras de cine; donó varios de estos al Museo de las Ciencias, Universum.

Es conocido como “el padre del telescopio”, debido a que en 1970 cuando ingresó al Instituto de Astronomía, diseñó y coordinó la construcción del telescopio de 2.12 m que se instaló en el Observatorio Astronómico Nacional de San Pedro Mártir, que al inaugurarse, en 1979, colocó a México en el ámbito internacional astronómico; asimismo participó en el diseño y creación de otros instrumentos astronómicos.

El ingeniero José de la Herrán se integró en 1980 al Centro Universitario de Comunicación de la Ciencia, de donde surgiría el Museo de las Ciencias, Universum, del cual participó en su concepción y durante muchos años colaboró en distintos aspectos como en el diseño del equipamiento, además de tallerista, conferencista y asesor de distintas exposiciones.

Tal como lo hizo asesorando la exposición permanente en la estación del Metro La Raza de la Ciudad de México, el “Túnel de la Ciencia”.

En la década de los noventa se desempeñó como diputado federal en la LV Legislatura, donde encabezó la Comisión de Cultura, desde este lugar impulsó una ley que protege a los meteoritos y aerolitos como patrimonio nacional.

Fue miembro del Consejo Consultivo de Ciencias de la Presidencia de la República, así como presidente Vitalicio de la Fundación Latinoamericana de Radio y Televisión, la Sociedad Astronómica de México, fundador de la Asociación Mexicana de Astrobiología y presidente de la Asociación Mexicana de Periodismo Científico.

Por su labor, en 2005 recibió el Premio Universidad Nacional en el área de creación artística y extensión de la cultura. Asimismo, desde ese año se le otorgó la categoría de Investigador Nacional Emérito por la Comisión Dictaminadora del Sistema Nacional de Investigadores del CONACYT.

Impartió más de 400 conferencias y recibió más de 200 reconocimientos. Desde 2007, el planetario del Museo de las Ciencias, Universum, lleva su nombre.

Entre sus obras escritas se encuentra:

  • Construya usted su propio telescopio
  • Mosaico astronómico
  • Fronteras de la astronomía, Astronomía básica
  • Los inventos
  • Soy un tecnólogo

De la Herrán nació en la Ciudad de México en 1925; era ingeniero mecánico electricista por la UNAM, con especialidad en radio y televisión, ingeniería óptica y fabricación de aceros especiales.

Fuente: unotv.com