Google decide sumarse a los límites en la publicidad política en YouTube y el resultado de sus búsquedas

Google ha anunciado los límites en el alcance de los anuncios políticos que aparecen en búsquedas y en su plataforma de videos YouTube que implementará en el corto plazo y ha prometido tomar medidas contra las afirmaciones que se puede demostrar que son falsas.

“Dada la reciente preocupación, el debate generado en torno a los anuncios políticos y la importancia de la confianza durante el proceso democrático, queremos mejorar la confianza de los votantes sobre los anuncios políticos que se pueden ver en nuestras plataformas publicitarias”, ha explicado el director de gestión de producto de Google Ads, Scott Spencer.

El principal cambio será limitar el alcance de los anuncios políticos que aparecen en búsquedas y en YouTube, lo que supone que si la publicidad es de naturaleza política ahora sólo podrá ser dirigida por edad, género y localización, hasta el nivel de código postal.

Google ha aclarado que “está contra sus políticas” que los anuncios en sus plataformas “hagan afirmaciones falsas”, pero ha explicado que ha añadido nuevas medidas para “hacerlo de forma más explícita”.

Por ello, cuando las medidas entren en vigor se prohibirán los “deepfakes” -videos modificados que permiten alterar su contenido original-, contenidos engañosos sobre el censo y anuncios con afirmaciones falsas que podrían reducir de forma significativa la participación o la confianza en un proceso democrático.

Asimismo, Google ha advertido de que “nadie puede juzgar todas las declaraciones políticas o insinuaciones”, por lo que tiene pensado llevar a cabo acciones “muy limitadas” y sólo para “violaciones claras”.

La nueva medida anunciada por Google entrará en vigor de forma inmediata en Reino Unido con motivo de las elecciones generales que se celebrarán en el país el próximo 12 de diciembre. A finales de año llegará a la Unión Europea y en el resto del mundo tendrá efecto a partir del 6 de enero de 2020.

Este paquete de medidas es limitado y aun así permite segmentación de contenido, una de las mayores críticas de los expertos en la batalla contra la presión política en plataformas digitales.

Fuente: DPA

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!