Excepcional acumulación de nieve este invierno en el hemisferio norte

El nuevo servicio Arctic Now desarrollado por el Instituto Meteorológico Finlandés muestra con una sola imagen la extensión del área en el Hemisferio Norte actualmente cubierta por hielo y nieve.

En el hemisferio norte, la máxima cobertura de nieve estacional ocurre en marzo. “Este año ha sido un año con una cantidad de nieve excepcionalmente grande. La variación de un año a otro ha sido grande, y especialmente en los últimos años, las diferencias entre los inviernos han sido muy grandes”, dice Kari Luojus, científico investigador senior en el Instituto Meteorológico de Finlandia.

La información ha sido extraída del servicio Arctic Now del Instituto Meteorológico Finlandés, que es único incluso a escala global. Los servicios comparables solo monitorean la extensión del hielo o la nieve.

“Aquí, en el Instituto Meteorológico Finlandés, hemos logrado combinar datos para formar una sola imagen. De esta forma, podemos obtener una mejor imagen situacional de la criosfera, es decir, las áreas frías del hemisferio norte”, observa en un comunicado el profesor de investigación Jouni Pulliainen.

Además de la cobertura, la imagen incluye el valor del agua de nieve, que determina el agua contenida en la nieve. Esta es información importante para la elaboración de pronósticos hidrológicos sobre la situación de las inundaciones y para monitorear el estado del clima y el medio ambiente en general.

Contrario a la tendencia

La información sobre la cantidad de nieve también se envía al servicio Global Cryosphere Watch de la Organización Meteorológica Mundial (WMP), donde la información se combina con las tendencias y estadísticas de los últimos años. Una larga serie de tiempos de observación muestra que la cantidad total de nieve en el Hemisferio Norte ha disminuido en el período de primavera y que el derretimiento de la nieve ha comenzado más temprano en el mismo período. El examen durante un período más largo (1980-2017) muestra que la cantidad total de nieve en todos los períodos invernales ha disminuido en promedio.

La capa de hielo en el Océano Ártico se ha reducido y la cantidad y extensión de hielo perenne ha disminuido. Antes de 2000, la extensión más pequeña de hielo marino variaba entre 6,2 y 7,9 millones de kilómetros cuadrados. En los últimos 10 años, la extensión del hielo ha variado de 5,4 a 3,6 millones de kilómetros cuadrados. Los fenómenos meteorológicos extremos, incluidos los inviernos en los que las nevadas son bastante fuertes, y los períodos de poca nieve, aumentarán en el futuro.

El área ártica se está calentando al doble de velocidad que el resto del mundo, y el impacto del cambio climático ya se puede ver en las regiones árticas. Y los cambios están afectando al resto de la Tierra.

“Lo que sucede en las regiones árticas no se queda en las regiones árticas. También afecta a un área más amplia. El fortalecimiento excepcional de un área de alta presión en Siberia, que trajo temperaturas congelantes a Finlandia a fines de febrero y principios de marzo, puede ser parcialmente el resultado del calentamiento atmosférico sobre el Océano Ártico. Cuando hace mucho frío en algún lugar del mundo, a menudo es excepcionalmente cálido en otro lugar. Esto es lo que sucedió entre finales de febrero y principios de marzo cuando las temperaturas en el Polo Norte eran de cero grados Celsius y hacía un frío excepcional en Europa “, explica Ari Laaksonen, director científico del Instituto Meteorológico Finlandés.

El clima fluctúa de un año a otro, y las olas de frío individuales en el área ártica no son, como tales, una prueba de la progresión del cambio climático. “Sin embargo, son un recordatorio de cómo ha aumentado la incertidumbre climática y de que tendremos que acostumbrarnos a las variaciones del clima a medida que avance el cambio climático”, observa Laaksonen.

Fuente: europapress.es

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!