El ébola se cobra la vida de 2,000 personas en la República Democrática del Congo

El ébola en la República Democrática del Congo (RDC) ha provocado la muerte de 2.000 personas y cerca de 3.000 casos registrados desde que hace un año, en agosto de 2018, el brote fuera hecho público desde las autoridades sanitarias del país. Aún se está a la espera de la confirmación de otros 105 pacientes, según publicó en un boletín el comité nacional de respuesta multisectorial de la región. Esta misma fuente ha asegurado que 902 personas han sido “curadas”.

Además, las autoridades sanitarias han confirmado la muerte de una niña congoleña de nueve años, que dio positivo en el virus y que falleció en Uganda, donde estaba su escuela, a la que acudía diariamente. En la frontera, los agentes ya identificaron que tenía síntomas que encajaban con el ébola: “fiebre alta, debilidad corporal, sarpullidos y sangrado bucal inexplicable”. Un equipo sanitario decidió entonces aislarla y tratarla en un hospital de Bwera, donde hay una unidad específica para tratar la enfermedad.

Las autoridades en Uganda temen que se esté propagando por su territorio y han puesto en marcha medidas preventivas, después de que casi 18.000 personas crucen la frontera cada día entre estos dos países. Uganda se ha visto afectada por múltiples brotes de este virus en el pasado, pero la existencia de un laboratorio financiado por donantes, el Instituto de Investigación de Virus de Uganda y un mecanismo de respuesta robusto, han hecho que la cifra de muertes se mantengan bajas.

El secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, se ha desplazado a RDC en una visita de tres días para valorar la situación en el país. Su estancia en Goma y Beni tiene como objetivo movilizar los equipos y el soporte adecuado para paliar esta epidemia, que es una de las más mortíferas que se recuerdan. De hecho, es la segunda más grande en la historia, después de la que se cobró la vida de casi 11.000 personas en África occidental (Guinea Liberia, Sierra Leona) en 2013-2014.

Uno de los principales problemas con los que se encuentran los sanitarios es el rechazo a la vacunación o la creencia de que el ébola era “brujería”. Yusuf Baseka, directora de los servicios de salud Kasese, ha señalado que los niños han ayudado a cambiar esta perspectiva en sus respectivas comunidades. “Sus hijos están aprendiendo en la escuela, (gracias a) los equipos de sensibilización sobre el ébola, que la enfermedad es real y mortal, un mensaje que transmiten a sus padres”.

¿Qué provoca el virus del ébola?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la fiebre ébola, de carácter altamente contagioso, causa la muerte de entre el 25 y el 90% de los pacientes. El período de incubación del virus es de 21 días y es difícil distinguirlo de otras enfermedades como la malaria, la fiebre tifoidea o la meningitis. No hay aún un tratamiento o una vacuna comercializados, pero se están probando multitud de alternativas. Se transmite a través del contacto directo con sangre, secreciones corporales (por ejemplo, el sudor), a través de las relaciones sexuales y por el manejo inadecuado de cadáveres contaminados.

Fuente: rtve.es / Agencias

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!