Diez veces mayor que hace una década la basura de plástico que llega a las remotas islas del Atlántico Sur

La cantidad de plástico que llega a las orillas de las remotas islas del Atlántico Sur es diez veces mayor que hace una década, según un estudio publicado en la revista Current Biology.

Científicos que investigan plásticos en los mares que rodean los remotos territorios británicos de ultramar descubrieron que están invadiendo estas regiones únicas ricas en biología. Esto incluye áreas que están establecidas o propuestas de áreas marinas protegidas.

El estudio liderado por el British Antarctic Survey (BAS) muestra por primera vez que la contaminación plástica en algunas playas remotas del Atlántico Sur se está acercando a los niveles observados en las costas industrializadas del Atlántico Norte.

Durante cuatro cruceros de investigación en el buque de investigación BAS RRS James Clark Ross entre 2013 y 2018, un equipo de investigadores de diez organizaciones tomó muestras de la superficie del agua, la columna de agua y el lecho marino, examinó playas y estudió más de 2.000 animales de 26 especies diferentes.

La cantidad de plástico que llega a estas regiones remotas ha aumentado en todos los niveles, desde la costa hasta el fondo marino. Más del 90% de los escombros en la playa era de plástico, y el volumen de estos escombros es el más alto registrado en la última década.

El autor principal, David Barnes, explica en un comunicado: «Hace tres décadas, estas islas, que son algunas de las más remotas del planeta, estaban casi prístinas. La basura plástica se ha multiplicado por cien en ese tiempo, ahora es tan común que llega al fondo marino. Lo encontramos en el plancton, en toda la cadena alimenticia y hasta en los principales depredadores, como las aves marinas».

La mayor concentración de plástico fue encontrado en las playas. En 2018, registramos hasta 300 pedazos plásticos por metro de litoral en East Falkland (Isla Soledad) y Santa Elena; esto es diez veces más alto que el registrado hace una década. Comprender la magnitud del problema es el primer paso para ayudar a las empresas, la industria y la sociedad a abordar este problema ambiental global «.

El plástico causa muchos problemas, entre ellos el enredo, el envenenamiento y el hambre por ingestión. La llegada de especies no autóctonas en «balsas» plásticas flotantes también se ha identificado como un problema para estas islas remotas. Este estudio destaca que los impactos de la contaminación plástica no solo afectan a las regiones industrializadas, sino también a las áreas remotas de biodiversidad, que son zonas protegidas establecidas o propuestas.

Fuente: europaprees.es