Así será el avión supersónico silencioso que desarrolla la NASA

La NASA ha completado la etapa de diseño inicial de su aeronave experimental supersónica silenciosa LBFD (Low Boom Flight Demonstration), pensado para el transporte futuro de pasajeros.

Expertos e ingenieros de la agencia y la Corporación Lockheed Martin han concluído que el diseño QueSST (Quiet Supersonic Transport) es capaz de cumplir con los objetivos de la misión del avión LBFD, que son volar a velocidades supersónicas, pero crear un suave «golpe» en lugar del estallido sónico perturbador asociado con el vuelo supersónico hoy. Bajo el diseño aprobado, el aspecto del avión se muestra en la imagen de arriba.

Una vez sea construido, algo previsto para 2021, el avión X LBFD volará sobre zonas pobladas para recolectar los datos necesarios para que los reguladores permitan el vuelo supersónico sobre tierra en los Estados Unidos y en otras partes del mundo, informa la NASA.

La NASA se asoció con el contratista principal, Lockheed Martin, en febrero de 2016 para el diseño preliminar QueSST. El mes pasado, un modelo a escala del diseño QueSST completó las pruebas en el túnel de viento supersónico en el Centro de Investigación Glenn de la NASA en Cleveland.

«La gestión de un proyecto como este consiste en pasar de un hito al siguiente», dijo David Richwine, gerente del proyecto preliminar de diseño bajo el Proyecto de Tecnología Supersónica Comercial de la NASA. «Nuestra sólida asociación con Lockheed Martin nos ayudó a llegar a este punto. Estamos ahora un paso más cerca de la construcción de un verdadero avión X».

Después del éxito en completar la fase de diseño inicial, el equipo de proyecto de la NASA puede iniciar el proceso de solicitar propuestas a finales de este año y adjudicar un contrato a principios del próximo año para construir el avión X monomotor pilotado. La adquisición para el contrato del avión X LBFD será completamente abierta y competitiva, con los datos preliminares de diseño de QueSST disponibles para los licitadores calificados. Las pruebas en vuelo de un avión X de LBFD podrían comenzar ya en 2021.

Durante los próximos meses, la NASA trabajará con Lockheed para finalizar el esfuerzo de diseño preliminar QueSST. Esto incluye una prueba de rendimiento de entrada estática y una prueba de túnel de viento de baja velocidad en el Langley Research Center de la NASA en Hampton, Virginia.

Fuente: Europa Press