Así es como los perros detectan el Covid-19 en México

Los perros entrenados para biodetección de las variantes del Covid-19 solo tardan unos segundos en señalar a un posible infectado

Una de las pruebas para detección de Covid-19 más confiables y accesibles son las muestras nasales. Tienes que sentarte, elevar tu nariz y tratar de relajarte. De lo contrario, cuando el laboratorista tome tu muestra podría lastimarte. Pero los perros detectan el Covid-19 de manera más rápida y no invasiva.

De hecho, Purina impulsa el proyecto Obi-K19 de detección olfativa de ese virus con perros. Este método tiene una efectividad de 70% a 98%, considerando los primeros tres a cinco días después de la exposición al virus; hasta ahora, es la manera más rápida de detección.

Se trata de una forma rápida de biodetección del virus y otras enfermedades, además de brindar apoyo emocional. “La pandemia generó un montón de oportunidades y nos preguntábamos si podíamos hacer algo más allá en términos de alimentación, lo que hacemos con las comunidades y los albergues”, dijo Francisco Mualim, vicepresidente de Nestlé Purina PetCare México y director de diversidad.

Así, descubrieron que en otros países —como Thailandia y Estados Unidos— los detectan el Covid-19 tras un entrenamiento.

¿Cómo detectan el Covid-19 los perros?

Con una simple inspección olfativa, los perros pueden señalar qué persona está infectada o estuvo en contacto con el virus. Cuando alguien tiene Covid-19, su cuerpo “despide un aroma particular que puede ser detectado por un perro entrenado en biodetección; lo que le permite distinguir entre una persona sana o enferma”, explicó Purina por escrito.

“Revisamos artículos sobre que los perritos tenían la capacidad, a través del olfato, en una alta probabilidad de detectar el Covid. Encontramos a esta empresa, Obi-K19, nos acercamos con ellos y nos dimos cuenta que su propósito está vinculado con el nuestro”, dijo Mualim a Business Insider México.

¿Qué es Obi-K19?

Esta empresa ayuda a los empleados de otras compañías a incorporarse de manera más segura a los entornos de trabajo que requieren estar con otras personas en una oficina o espacio cerrado.

Además, Obi-K19 es una empresa que se enfoca en prestar servicios caninos de diferentes índoles. Tras la llegada de la pandemia, sus creadores desarrollaron un método con el que los perros pueden ayudar a la biodetección de Covid-19.

Los entrenamientos de los caninos iniciaron durante julio del 2020; un año más tarde, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del IPN (Cinvestav) se unieron para apoyar esta investigación.

Por su parte, Purina conformó su alianza a inicios de abril con Obi-K19, que incluye apoyo económico para los avances científicos de la primera etapa. También, donó alimento para los seis perros que conforman la unidad de biodetección que opera en las instalaciones de Purina. Sin embargo, Mualim no compartió el monto de inversión en ese programa.

Obi-K19 debe su nombre a uno de los primeros perros que fue parte del proyecto de biodetección, Obi-Wan, como el personaje de Star Wars. Los caninos pueden detectar el virus a 30 o 60 centímetros de distancia; incluso es posible a distancias mayores y pueden detectar las variantes Alfa, Beta y Gamma, y Delta.

Su siguiente paso es la detección de otras enfermedades respiratorias y llevar este tipo de biodetección a otras empresas.

Fuente: businessinsider.mx