Amazon dispuesta a vender tecnología de reconocimiento facial a gobiernos

Los accionistas de Amazon se dijeron dispuestos a vender tecnología de reconocimiento facial a gobiernos, sin analizar cómo podría amenazar la privacidad o los derechos civiles, confirmó la compañía.

Las propuestas que pedían una prohibición, así como un estudio independiente sobre los usos de esta tecnología, fueron rechazados en la asamblea general del grupo estadounidense este 22 de mayo.

La firma, con base en Seattle, desarrolló un sistema de reconocimiento facial llamado Rekognition, que se comercializa como parte de la unidad de servicios en la nube.

Varios departamentos de policía ya han probado Rekognition y ahora Amazon está promocionándolo ante la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos, donde podría utilizarse para hacer perfiles o vigilar a los inmigrantes.

Las propuestas instaban a la junta directiva de Amazon a prohibir las ventas de tecnología de reconocimiento facial a las agencias gubernamentales a menos que concluyera, con base en evidencia independiente, que no contribuiría a violaciones de los derechos civiles o humanos.

Amazon es consciente de la necesidad de equilibrar los beneficios de la tecnología de reconocimiento facial con los riesgos potenciales, dijo la junta en oposición a estas propuestas.

“La nueva tecnología no debe ser prohibida o condenada debido a su posible mal uso”, agregó. “En cambio, debe haber un diálogo abierto, honesto y serio entre todas las partes involucradas para garantizar que la tecnología se aplique de manera adecuada y se mejore continuamente”.

Otras propuestas rechazadas por los accionistas incluían recurrir a estudios independientes para determinar hasta qué punto podría esta tecnología comprometer la privacidad o derechos civiles, o enfocarse desproporcionadamente a inmigrantes o activistas en el país.

Amazon ha dicho que, a más de dos años del lanzamiento de Rekognition, no ha habido informes de usos indebidos, como lo sugieren las propuestas de los accionistas.

La tecnología de reconocimiento facial utiliza una exploración de la cara de una persona para crear un algoritmo que se compara con una base de datos. Se puede usar para desbloquear un teléfono inteligente o un vehículo, pagar en tiendas minoristas, verificar identidades en las máquinas bancarias o desarrollar recomendaciones personalizadas de moda o belleza.

Pero su uso legal ha generado la mayor protesta entre los activistas por los derechos debido a la posibilidad de errores y desajustes, así como a que la tecnología se basa en bases de datos que pueden tener poca o ninguna supervisión.

Fuente: tecreviewtec.mx

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!