Una especie de anfibio cambia sus rituales de apareamiento en lugares urbanos

De acuerdo a un estudio publicado en la revista especializada Nature Ecology and Evolution, las ranas túngara cambian sus hábitos de apareamiento cuando se encuentran fuera de su hábitat.

De esta manera, este tipo de anfibio deja de realizar un particular sonido para atraer a las hembras cuando se encuentra en entornos urbanos, o cerca de depredadores.

Según la investigación, realizada por el Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales, los machos se vuelven más atractivos para las hembras, ya que realizan llamadas más complejas y notorias que los que habitan en zanjas, charcos y desagües.

El equipo liderado por el holandés Wouter Helfwek, llegó a esta conclusión luego de reproducir llamadas de ranas túngara en 22 localidades urbanas y forestales de Panamá.

Gracias al uso de cámaras de control remoto con sensores infrarrojos, los científicos anotaron y vigilaron el número de hembras que se acercaban, como también depredadores y parásitos.

La coautora del artículo Rachel Page, comentó que “al igual que nosotros cambiamos nuestras relaciones sociales en las ciudades, los animales están modificando sus relaciones y comportamiento en las comunidades biológicas radicalmente alteradas que estamos creando en todo el mundo”.

Además, para averiguar qué ranas macho resultan más atractivas, los científicos pusieron a 40 hembras a escuchar llamadas de machos de ciudad y de bosque, y tres de cada cuatro prefirieron a las primeras.

Pese a eso, los profesionales comprobaron que cuando una rana vuelve al bosque, simplifica de inmediato su llamada.

Fuente: EFE

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!