Rescatan a un orangután que pasó un año, prácticamente, emparedado entre dos casas

Mingky es un pequeño orangután que ha vivido cerca de un año encadenado a la pared de una casa, fuera del domicilio, que estaba, además, situado tan próximo de otro que se podría decir que el animal apenas tenía espacio para respirar.

Poco se sabe de la historia de Mingky antes de recalar en esta área rural de Indonesia, Aceh Barat Daya, próxima a la ciudad de Blang Pidie, en la provincia de Aceh (norte de la isla de Sumatra).

Los rescatadores del orangután, de tres años de edad, han asegurado a distintos medios que, probablemente, el macho fue capturado en el bosque y que los furtivos pudieron matar a su madre, por su comportamiento: «Se abrazaba constantemente a la hora de dormir». «Muchas personas pasAban a diario entre estas dos casas y no hicieron nada por rescatarlo de ese hueco», se lamentan desde el Centro de Información de Orangutanes.

“Su dieta durante este tiempo ha sido frugal, era alimentado con fruta y arroz. Su dueño parecía aliviado de que hubiéramos llegado nosotros, no opuso resistencia a la liberación. La Policía no perseguirá a este hombre, que asegura no ser el propietario del orangután, sino que se lo cuidaba a un amigo”, comentan los portavoces de la institución.

Mingky tiene ahora que adaptarse a su nueva vida en un centro de recuperación, antes de que pueda ser devuelto al medio natural con éxito.

Fuente: ABC

 

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!