Noticyti

Pájaros aprenden a evitar alimentos no deseables viendo a otros en TV

Científicos de la Universidad de Cambridge han demostrado que dos especies de pájaros aprenden a evitar alimentos potencialmente peligrosos viendo por televisión a sus semejantes hacerlo.

Al ver vídeos de cada uno comiendo, los herrerillos comunes y carboneros comunes pueden aprender a evitar los alimentos que tienen un sabor desagradable y que son potencialmente tóxicos.

Ver la “respuesta de disgusto” en otros les ayuda a reconocer a sus presas desagradables por sus marcas conspicuas sin tener que probarlas, y esto puede aumentar potencialmente la tasa de supervivencia de las aves y también de sus potenciales presas.

El estudio, publicado en el Journal of Animal Ecology, mostró que los herrerillos comunes (Cyanistes caeruleus) aprendieron mejor observando a su propia especie, mientras que los carboneros comunes (Parus major) también aprendieron tanto de su especie como de los herrerillos.

Además de aprender directamente de la prueba y el error, las aves pueden disminuir la probabilidad de malas experiencias (y posible envenenamiento) al observar a otros. Tal transmisión social de información sobre nuevas presas podría tener efectos significativos en la evolución de las presas y ayudar a explicar por qué diferentes especies de aves se juntan.

“Herrerillos comunes y carboneros comunes se alimentan juntos y tienen una dieta similar, pero pueden diferir en sus dudas para probar alimentos novedosos. Al observar a otros, pueden aprender de forma rápida y segura qué presas son las mejores para comer. Esto puede reducir el tiempo y la energía que invierten en probar diferentes presas, y también ayudarlos a evitar los efectos nocivos de comer presas tóxicas”, dijo en un comunicado Liisa Hämäläinen, ex estudiante de doctorado en el Departamento de Zoología de la Universidad de Cambridge (ahora en la Universidad Macquarie, Sydney) y primer autor del informe.

En el experimento, los investigadores mostraron a cada ave un video de la respuesta de otra ave mientras comía un objeto repugnante de presa. La respuesta de disgusto del pájaro de la televisión a la comida desagradable, incluido el enérgico barrido del pico y la sacudida de la cabeza, proporcionó información para el ave que observaba. El uso del video permitió un control completo de la información que vio cada ave.

La “presa” mostrada en la televisión consistía en pequeñas piezas de hojuelas de almendras pegadas dentro de un paquete de papel blanco. En algunos de los paquetes, las hojuelas de almendras se habían empapado en una solución de sabor amargo. Dos símbolos negros impresos en el exterior de los paquetes indicaban palatabilidad: la sabrosa “presa” tenía un símbolo de cruz que se mezclaba con el fondo, y la repugnante “presa” tenía un símbolo cuadrado llamativo.

A los pájaros que miraban la televisión se les presentó la nueva “presa” diferente que era sabrosa o desagradable, para ver si habían aprendido de los pájaros en la televisión. Tanto herrerillos como carboneros comieron menos de los repugnantes paquetes de “presas” después de ver al pájaro en la televisión mostrando una respuesta de disgusto a esos paquetes.

Las aves, y todos los demás depredadores, deben determinar si vale la pena comer un alimento potencial en términos de beneficios, como el contenido de nutrientes y los costos, como el nivel de sustancias químicas de defensa tóxicas. Observar a otros puede influir en sus preferencias alimentarias y ayudarlos a aprender a evitar los alimentos desagradables.

Fuente: EP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *