DestacadaMedio Ambiente

Países del Atlántico Norte están expuestos a una invasión de icebergs, por esta razón

Algo similar a lo que atravesó nuestro planeta durante el último máximo glacial está ocurriendo, y eleva el riego de una invasión de icebergs

El deshielo por el cual atraviesa Groenlandia está haciendo que su capa de hielo vea el desprendimiento de pedazos de sí misma. Estos, que están separándose aceleradamente, comienzan a constituir una invasión de icebergs que amenaza a los países del Atlántico Norte.

Un grupo de científicos de la Universidad de California (Estados Unidos), liderados por Yuxin Zhou, investigador postdoctoral del Departamento de Ciencias de la Tierra, equiparan a este suceso con los Eventos Heinrich, períodos de rápida descarga de icebergs de la capa de hielo, durante el último máximo glacial.

Tras las comparaciones que se hicieron entre ese pasado y los acontecimientos de la actualidad, Yuxin Zhou determinó que lo de ahora correspondería a un Evento Heinrich de rango medio.

Parte de la preocupación que viene con esto es que los episodios mencionados debilitaron enormemente el sistema de corrientes oceánicas que hace circular el agua por el océano Atlántico.

La circulación de vuelco meridional del Atlántico (AMOC, por sus siglas en inglés) transporta las aguas superficiales cálidas hacia el norte y las aguas profundas frías hacia el sur. De verse alterada con lo que está pasando, el sistema climático mundial, que influye en los ecosistemas marinos, las pautas meteorológicas y las temperaturas, también vería consecuencias negativas.

No todo está perdido

Pese a lo dicho, la conclusión de los investigadores no es catastrófica. De acuerdo con ellos, a medida que la capa de hielo de Groenlandia retrocede hacia el interior, es probable que el desprendimiento de icebergs no persista lo suficiente como para desbaratar por completo la circulación atlántica.

Incluso con lo anterior, el calentamiento global sigue figurando como una amenaza para esta situación, que en un futuro sí podría representar un problema mayor. Pero, al parecer, eso no es algo inminente:

“Creo que a veces la gente está tan desesperada por el futuro del clima que se da por vencida», afirma Zhou. «Este estudio viene a decir que aún hay esperanza, y que deberíamos actuar con eso en mente”.

El artículo que publica los detalles de este estudio fue presentado en la revista Science.

Fuente: ngenespanol.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *