Nace el primer lince boreal en el Pirineo catalán desde hace más de un siglo

El primer lince boreal nacido en el Pirineo catalán desde hace cien años se ha presentado este miércoles en el centro de recuperación de fauna MónNatura Pirineus en Lleida.

El cachorro, que pesa ocho kilos y tiene los ojos azules, nació por sorpresa el pasado mayo de una pareja de linces en cautividad que habían sido trasladados en 2008 a Cataluña desde un zoológico de Galicia.

La especie de Lince Europeo o Boreal (Lynx lynx) estaba extinguida en los Pirineos y se diferencia por su mayor tamaño del Lince Ibérico que habita otras zonas de España.

Miquel Rafa, director de Territorio y Medio Ambiente de la Fundación Catalunya La Pedrera, ha remarcado en una entrevista en RNE la importancia de este nacimiento para la educación medioambiental y de cara a una posible reintroducción de la especie.

“Ha nacido después de muchos años de que no hubiese en cautividad. Da esperanza para que algún día se den las condiciones sociales para la reintroducción aunque la función de este lince va a ser educativa porque es una pieza que falta en el ecosistema pirenaico”, ha señalado.

El lince boreal puede alcanzar los 30 kilos de peso y una longitud del hocico a la cola de 130 centímetros. Su aspecto es tan imponente que los lugareños le consideraban antaño mitad felino mitad lobo.

También es muy territorial y escurridizo. En Cataluña, el último ejemplar vivo y libre del que hay constancia fue cazado en 1930.

Fuente: rtve.es

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!