La “feromona de la princesa” dice a las hormigas cuál de sus larvas será una reina

Para las hormigas de la especie Harpegnathos saltator, pasar a formar parte de la realeza depende mucho del momento. Si una larva da señales de madurar como reina en el momento inadecuado, es físicamente hostigada para que permanezca como una modesta obrera. Pero las mismas señales en el momento apropiado proporcionan a la larva acceso a los recursos que necesita para vivir y desarrollarse como reina. Ahora, el equipo de Clint Penick, de la Universidad Estatal de Carolina del Norte en Estados Unidos, ha identificado la “feromona de la princesa”, que comunica a una colonia cuándo una larva de hormiga se dispone a ser coronada, por así decirlo.

Los investigadores pudieron comprobar que algún tipo de señal no visual estaba pasando información de las larvas de H. saltator a las obreras, a juzgar por las observaciones de cómo estas últimas interactuaban con larvas aparentemente idénticas.

Para investigarlo, los científicos examinaron la capa de cera presente en la cutícula de las larvas. Concretamente, tomaron muestras de la capa de cera de larvas grandes que iban claramente a convertirse en reinas y de otras más pequeñas que probablemente serían obreras. Hallaron que las composiciones químicas de las diferentes capas de cera eran claramente distintas.

Los investigadores hicieron luego unos experimentos, transfiriendo la capa de cera de larvas de reina a la cutícula de larvas de obrera. La presencia de rastros de la larva de reina era suficiente para conseguir que las obreras respondieran ante las pequeñas larvas de obrera como si estas se estuvieran desarrollando como reinas.

Fuente: noticiasdelaciencia.com

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!