Indonesia: nuevas imágenes satelitales del Anak Krakatoa muestran magnitud del derrumbe del volcán tras su erupción

Nuevas imágenes satelitales del Anak Krakatoa en Indonesia muestran la extensión del colapso de este volcán cuya erupción desencadenó un tsunami que dejó más de 400 muertos el pasado 22 de diciembre.

Las malas condiciones climáticas del estrecho de la Sonda en Indonesia habían frustrado el trabajo de aeronaves que miran hacia la Tierra con el mismo tipo de luz que nuestros ojos.

Pero el equipo de Planet Labs, una compañía estadounidense dedicada a captar imágenes del planeta desde satélites en miniatura, consiguió encontrar algunas ventanas entre las nubes.

Las imágenes de sus plataformas Dove y SkySat muestran el alcance de la falla del cono volcánico, lo que permite apreciar cómo ha cambiado la forma de la isla.

Lo que una vez fue un cráter en la cima de una estructura de 340 metros de altura,se ha abierto completamente para formar una pequeña bahía.

La agencia de desastres de Indonesia dice que han desaparecido más de dos tercios del volumen del Anak Krakatoa: entre 150 y 170 millones de metros cúbicos.

Se cree que gran parte de él se deslizó hacia el mar durante el colosal desprendimiento de tierra que produjo el tsunami.

Imágenes de alta resolución

La compañía de observación de la Tierra Planet Labs opera una de las constelaciones de satélites más grandes del mundo.

Su gran red aumenta las posibilidades de ver la superficie cuando las nubes sobre un objetivo se despejan.

La pequeña nave Dove de Planet Labs captura en la superficie detalles de más de 3 metros, lo que se denomina resolución media. Por su parte, sus plataformas SkySat tienen una capacidad de alta resolución, capturando detalles de más de 72 cm.

SkySat fue el responsable de la fotografía que aparece al inicio de este artículo, tomada el día de Año Nuevo.

Las imágenes satelitales tomadas inmediatamente después del desastre fueron obra de una aeronave con radar y dieron los primeros indicios de que el volcán Anak Krakatoa había colapsado.

Los radares pueden “atravesar” las nubes, pero ofrecen un tipo de visión muy diferente al de los satélites ópticos que necesita conocimientos específicos para ser interpretado.

Se calcula que unas 430 personas murieron a lo largo de las costas de Java y Sumatra cuando llegó el tsunami. Otras miles de personas fueron desplazadas.

Fuente: BBC