Incendios en Brasil: extraordinarias imágenes de los animales quemados y tratados con piel de tilapia [FOTOS]

Este artículo contiene imágenes de animales heridos que pueden ser perturbadoras para algunas personas..

Parece una escena futurista: un oso hormiguero gigante, con su espeso pelaje color marrón, extiende sus patas cubiertas con… piel de tilapia.

El híbrido, sin embargo, es de 2020.

En el año en que se quemó el Pantanal (el humedal más grade del mundo que se extiende principalmente por el estado brasileño de Mato Grosso del Sur, y en menor medida por el de Mato Grosso y partes aledañas de Bolivia y Paraguay) y muchos de sus animales se quemaron y otros quedaron heridos, investigadores y veterinarios se unieron para ayudarlo con una técnica innovadora y totalmente brasileña.

Hasta el momento, una corzuela parda (un tipo de ciervo), dos tapires adultos y uno bebé y un oso hormiguero gigante adulto han sido tratados con piel de tilapia.

Una serpiente anaconda y un tuiuiu, el pájaro símbolo del Pantanal, están por recibir tratamiento.

La técnica, desarrollada por investigadores de la Universidad Federal de Ceará (UFC) y el Instituto de Apoyo al Quemado (IAQ), funciona así: los investigadores reciben pieles de peces de agua dulce -que normalmente son desechadas por la industria- de una piscifactoría.

Estas pieles se deshidratan y esterilizan, y se almacenan a temperatura ambiente.

Después, se aplican a personas o animales con heridas por quemaduras a modo de apósito para el área quemada, y esto contribuye a su cicatrización.

“La piel de tilapia tiene una capa muy grande de colágeno, que es importante en el proceso de curación de la quemadura”, explica el biólogo Felipe Rocha, coordinador de la Misión Ayuda para Pantanal e investigador del proyecto Piel de Tilapia.

Rocha viajó a Cuiabá, capital de Mato Grosso, junto a la veterinaria Behatriz Odebrecht y el enfermera Silva Júnior, especialista en la colocación y aplicación de apósitos de piel de tilapia, todos integrantes del proyecto.

Cuando vieron las trágicas imágenes de los animales afectados por el incendio en Pantanal, los investigadores de la UFC contactaron con la ONG Ampara, que apoya el rescate y rehabilitación de animales en Pantanal.

La ONG aceptó la ayuda, y puso al grupo en contacto con el Hospital Veterinario de la Universidad Federal de Mato Grosso, en Cuiabá, donde se haría la aplicación de pieles de tilapia.

Allí, la gente de Ceará comenzó a entrenar esta semana al equipo de Mato Grosso, explicando cómo aplicar el producto en la piel de los animales.

El grupo llevó 130 apósitos biológicos de piel de tilapia, que, según sus cálculos, deberían servir para unos 40 animales heridos.

En Brasil, es la primera vez que esta técnica se utiliza en animales salvajes. El grupo de UFC ya había probado la piel en caballos.

Los investigadores también les enseñaron a los veterinarios de la Universidad Davis en California a aplicar la piel a los osos que resultaron heridos en los incendios estadounidenses de 2018.

Tratamiento de los animales

La imagen futurista del oso hormiguero tilapia es pasajera.

Al tiempo, la parte transparente, que es el colágeno, se incorporará a la herida y la parte oscura se despegará, como si fuera la piel de una herida, explica Rocha.

Y la piel del oso hormiguero y demás animales volverá a recobrar su aspecto original.

El investigador explica cómo se realiza el tratamiento: “Se limpia la herida, se coloca la piel de tilapia y se cierra con una gasa y se venda encima”.

“La piel de tilapia se adhiere a la quemadura y debe permanecer en contacto de 10 a 15 días sobre la piel del animal, sin necesidad de hacer curaciones”, dice.

El proceso convencional consiste en aplicar un ungüento de sulfadiazina de plata, que es un cicatrizante tópico que se utiliza en la terapia para las quemaduras, con cambios diarios de apósito.

Tienes que sedar a los animales salvajes cada vez que lo haces.

“Si la cicatrización demora de 15 a 20 días, hay que hacer entre 15 y 20 curaciones durante todo el proceso. Con la piel de tilapia, se reduce el costo de hacer estos cambios diarios, se reduce el dolor del animal y se reduce el carga de trabajo del equipo”, dice Rocha.

Además, señala, el animal o la persona quemada pierde mucho líquido con la quemadura. La piel de tilapia detiene este proceso.

Su parte oscura es como una película impermeable que evita la pérdida de líquido. También crea una barrera para que los microorganismos no proliferen en la herida.

Como resultado, la curación se acelera porque no se manipula tanto la herida, además de la gran ayuda del colágeno. Para Rocha, es “emocionante” ver a los animales recuperarse.

El grupo comenzó a aplicar pieles de tilapia a los animales el martes (6/10). El primer animal en recibir los vendajes fue una corzuela parda bebé. Le colocaron los vendajes en las cuatro patas que tenía quemadas.

Luego, fue el turno de dos grandes tapires adultos y un tapir bebé.

Uno de los tapires, dice Rocha, estaba muy enfermo, sin alimentarse, apático, no quería meterse en el agua. Su lomo estaba muy afectado.

Al día siguiente del tratamiento, el tapir ya estaba en el agua. “Después salió corriendo y se volvió a meter al agua. No vimos el proceso de cicatrización, pero vimos que el animal reaccionó en términos de comportamiento”, dice.

“La piel de tilapia reduce el dolor del paciente”.

Más tarde, un oso hormiguero gigante recibió la piel de tilapia en sus patas.

En uno de los tapires, que presentaba una gran lesión, se utilizaron 15 pieles.

La anaconda, que pronto será tratada, está bastante quemada, con exposición muscular, y por esa razón la aplicación es un gran desafío. “Pero creemos que funcionará”.

El tuiuiú tiene un ala quemada.

Para Rocha, ayudar a los animales que sufren “es una satisfacción enorme”.

“Estamos felices y emocionados de ayudar en este triste momento que vive el país”.

Fuente: BBC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *