Hallan vestigios de una segunda especie de ave de la época del Jurásico

Un segundo tipo de ave hasta ahora desconocida, además del famoso Archaeopteryx, que vivió a finales del Jurásico, ha sido descrita por científicos de la Ludwig Maximilian University de Munich.

El trono de Archaeopteryx se tambalea. Desde el descubrimiento del primer fósil de este ave primordial en 1861, había sido considerado el único ave del período geológico jurásico. Se cree que los pájaros de hoy son descendientes directos de dinosaurios carnívoros, con el Archaeopteryx representando al representante volador más antiguo conocido de este linaje. Todos los especímenes que se han encontrado hasta ahora provienen de la región del archipiélago de Solnhofen, que durante la era Jurásica abarcó lo que hoy es el Valle de Altmühl, en el área entre Pappenheim y Regensburg (Alemania). Archaeopteryx vivió aquí en un paisaje de islas de arrecifes hace unos 150 millones de años.

Un equipo liderado por el profesor Oliver Rauhut ha identificado taxonómicamente un ave desconocida hasta ahora: Alcmonavis poeschli, el segundo ave de la era identificada como capaz de volar. “Esto sugiere que la diversidad de aves en la era Jurásica tardía fue mayor de lo que se pensaba anteriormente”, dice en un comunicado Rauhut, paleontólogo del Departamento de Ciencias de la Tierra y del Medio Ambiente, así como de la Colección Estatal Bávara de Paleontología y Geología.

Solo se descubrió un ala de Alcmonavis poeschli. “Al principio, asumimos que este era otro espécimen de Archaeopteryx. Hay similitudes, pero luego de comparaciones detalladas con Archaeopteryx y otras aves geológicamente más jóvenes, sus restos fósiles sugieren que estábamos tratando con un ave un poco más derivada”, dice Rauhut.

De acuerdo con los estudios taxonómicos del equipo, que actualmente aparecen en la revista científica eLife, Alcmonavis poeschli no era solo un poco más grande que Archaeopteryx; Al parecer también podría volar mejor. “Los músculos de las alas indican una mayor capacidad para volar”, dice Rauhut. Alcmonavis poeschli exhibe numerosos rasgos que carecen de Archaeopteryx pero están presentes en aves más recientes. Esto sugiere que se adaptó mejor al vuelo activo.

El descubrimiento de Alcmonavis poeschli tiene implicaciones para el debate sobre si las aves en vuelo activo surgieron de las aves en planeo. “Su adaptación muestra que la evolución del vuelo debe haber progresado relativamente rápido”, dice el Christian Foth, de la Universidad de Fribourg (Suiza), uno de los coautores del estudio.

El ave que ahora se describe por primera vez deriva su nombre de la antigua palabra celta para el río Altmühl, Alcmona y su descubridor Roland Pöschl, quien dirige la excavación en la cantera de Schaudiberg cerca de Mörnsheim. Un fósil de Archaeopteryx también fue descubierto en la misma unidad de piedras calizas. Las dos aves primarias aparentemente vivían al mismo tiempo en lo que entonces era un paisaje de laguna subtropical en el sur de Alemania.

Fuente: EP

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!