¡Fantástico¡ El número de jaguares en México creció 20%

Investigadores mexicanos realizan e primer censo científico de jaguares en México, determinando que la población ha crecido un 20% en la última década

Sabemos que la cacería furtiva, la depredación y la destrucción de selvas, está acabando con muchos de los animales que son endémicos de México. Sin embargo, un estudio realizado por un equipo de investigadores ecologistas, nos tiene una noticia que nos hará brincar de la felicidad. La población de jaguares en nuestro país, aumentó significativamente en la última década.

“Fue increíble ver jaguares en tantos lugares donde antes no había ninguno”, señala el ecólogo Gerardo Ceballos de la Universidad Nacional Autónoma de México, fundador de la Alianza Nacional para la Conservación del Jaguar de México. La población de jaguares en México aumentó en unos 800 ejemplares entre 2010 y 2018, según los dos primeros censos de los esquivos carnívoros realizados en el país. Lo que confirma que la estrategia latinoamericana para proteger a los jaguares está funcionando, informaron investigadores.

El jaguar (Panthera onca), catalogado por el Libro Rojo de la UICN como especie ‘Amenazada’, se extiende desde el norte de México a través de América Central, la cuenca del Amazonas y el norte de Argentina. Hasta ahora, los ecologistas nunca antes habían podido contado adecuadamente a los jaguares en México.

Primer censo científico de jaguares en 20 años

Cosa que dificulta el diseño de un programa de conservación en los rangos más septentrionales del icónico felino. Sin embargo, la alianza creada por Ceballos y sus colegas, sirvió para que utilizaran los resultados del primer censo mexicano de jaguares en 2010 para crear una estrategia nacional respaldada por políticas gubernamentales, ecologistas y científicas por igual.

Esto es muy importante”, dijo Ronaldo Gonçalves Morato, director del Centro Nacional de Depredadores del Instituto Chico Mendes de Conservação da Biodiversidade en Brasil. “Están conectando la ciencia con los planes de conservación. Puede ser un buen modelo para los investigadores, no solo trabajando con jaguares, sino con todos los demás grandes felinos u otras especies que están en peligro crítico”.

El investigador de la UAM y un equipo de 20 ecologistas de todo el país recopilaron datos de trampas de captura de fotografías para determinar dónde vivían los jaguares y cuántos vagaban en cada una de las regiones de conservación protegidas del país. Luego, crearon un plan para abordar los problemas más críticos que afectan a los jaguares de México: preservar los corredores y santuarios de vida silvestre; abogar por leyes y políticas públicas útiles; y evitar o resolver conflictos con los ganaderos.

El desafío de Calakmul

Ceballos esperaba que las poblaciones de jaguares se mantuvieran iguales o disminuyan entre 2010 y 2018. En cambio, las cifras estimadas aumentaron en un 20%, de aproximadamente 4,000 a 4,800 animales. La península de Yucatán en México alberga alrededor de 2,000 jaguares, y otros se encuentran diseminados por hábitats costeros e interiores en todo el país. Brasil alberga el hábitat continuo más grande de jaguares en la actualidad, con una población estimada de más de 10,000 individuos.

En el futuro, la Alianza Nacional para la Conservación del Jaguar se centrará en las amenazas clave, especialmente los conflictos con los seres humanos y la pérdida de hábitat. Morato señala que otros ecosistemas y vida silvestre se beneficiarán de estos esfuerzos. “El jaguar es una especie paraguas. Necesitan una gran cantidad de área, así que si necesitamos proteger una población viable de jaguares con al menos 50 individuos, vamos a tener muchas otras especies protegidas [dentro de esa área]”.

La esperanza

En 2022, el gobierno mexicano y la Alianza Nacional para la Conservación del Jaguar planean expandir la Reserva de la Biosfera de Calakmul en el sur de la Península de Yucatán de 723,185 hectáreas a más de 1.3 millones de hectáreas de tierra, convirtiendo a Calakmul en el bosque tropical protegido más grande al norte del río Orinoco. Aunque a muchos expertos les preocupa el paso del Tren Maya pueda influir negativamente en los grandes recorridos a los que esta especie está acostumbrada, teniendo un efecto dominó, ya que a la larga el corredor biológico del jaguar fracturará su ruta hacia Los Andes.

El jaguar es el carnívoro más grande de América Latina, con distribución en 18 países. Sin embargo, el 50% del rango original de la especie se ha perdido y sus poblaciones están disminuyendo debido a la caza ilegal, el conflicto humano-jaguar y la pérdida y fragmentación de su hábitat. Dada esta disminución, incluida la extinción del jaguar en El Salvador y Uruguay, los gobiernos de los países que albergan poblaciones clave para la recuperación de los jaguares en México se han comprometido a salvar a la especie, incluidos Costa Rica, México, Brasil y Belice.

Fuente: Agencias