Descubren un bosque prehistórico gracias a una terrible tormenta

Bajo una espesa capa de turba y arena, y cubiertos de agua salada desde hace 4.500 años, los restos de un bosque prehistórico han salido a la superficie a causa de un fuerte tormenta.

Hannah es la fuerte tormenta que ha azotado Gales (Reino Unido) con vientos huracanados de hasta 132 km/hora. Los árboles petrificados, que ahora han salido a la luz, se encuentran entre las localidades de Ynyslas y Borth, en el condado de Ceredigion.

Este bosque ha sido asociado con una antigua leyenda del siglo XVII que se refiere a una civilización sumergida conocida como ‘Cantre’r Gwaelod’ , que en galés significa “ Cien Sumergidos”. Se dice que allí la tierra era tan fértil que un acre aportaba una cosecha cuatro veces mayor que la de otras zonas, lo que hizo que fuera un pueblo muy próspero. La zona estaba protegida por una presas y la leyenda cuenta que el guarda encargado de cuidar sus compuertas se embriagó y no se dio cuenta de una tormenta que se acercaba. El agua inundó toda la zona y como consecuencia, sus habitantes se vieron obligados a abandonar el rico territorio.

Este bosque se extendía a lo largo de la costa al oeste de Gales, estaba ubicado entre las islas de Ramsey y Bardsey, en la zona conocida hoy como la bahía de Cardigan. Se cree que tenia una extensión de unos 32 kilómetros cuadrados.

Este descubrimiento no era nuevo porqué los arqueólogos ya estaban al tanto de la existencia de ese bosque de la Edad de Bronce en dicha playa porque a veces se veían pequeños troncos durante la marea baja.

En 2014 fue a primera vez en 45 siglos que este antiguo bosque se dejaba ver pero pronto volvió a cubrirse. Pero, sí que dio tiempo a los científicos a identificar diferentes ejemplares de árboles. Había pino, aliso, roble y abedul entre los tocones que quedaron al descubierto.

Fuente: lavanguardia.com

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!