Descubren el origen de los perezosos actuales a través de moléculas antiguas

Por medio de análisis de ADN y muestras de colágeno, dos estudios publicados esta semana detallan el árbol genealógico de las seis especies de perezosos que se conocen actualmente. Los resultados, además, dan luces sobre qué pasó con las otras 94 especies identificadas que ya se extinguieron.

El origen de los osos perezosos es considerado un misterio científico. Se sabe que representan dos linajes distintos de mamíferos pequeños y que sus primeras formas, de donde evolucionaron las seis especies conocidas actualmente, se extinguieron durante el último período geológico, el Cuaternario. El misterio resuena tanto dentro del mundo científico que esta semana dos estudios fueron publicados sobre el tema. Ambos analizan el antiguo ADN y las proteínas de los perezosos, que derivaron en un nuevo árbol genealógico para estos animales.

El primer estudio, publicado en la revista Nature Ecology & Evolution, se basó en muestras de colágeno. Esta proteína, impregnada en el hueso, es capaz de conservarse por más de un millón de años, lo que le permitió al equipo de la Universidad de York, en Reino Unido, tomar muestras de más de 100 fósiles de perezosos en el norte y sur de América. Ese rastreo les dejó un total de 17 pruebas con las que pudieron comparar y unir secuencias de aminoácidos, algunos de ellos remontados hace más de 130,000 años.

Ese resultado se suma a otra investigación publicada en Current Biology. Este estudio, a manos del biólogo evolucionista Frédéric Delsuc de la Universidad de Montpellier en Francia y sus colegas, se basó en un análisis de secuencias de ADN mitocondrial casi completos. Esos datos, provenientes de diez fósiles de perezosos, se remontaban a individuos que habitaron desde los 10.000 a los 45.000 años. A partir de esa información, los científicos describieron su versión del árbol genealógico.

Ambas conclusiones apuntan a un lugar común. Al parecer, de las seis especies de perezosos que sobrevivieron a la extinción, los individuos que cuentan con tres dedos no forman una propia rama en el árbol genealógico. Sin embargo, éstos guardan una relación con aquellos perezosos de tierra gigante llamados Megalonyx, que habitaron Norteamérica hasta hace unos 15 mil años. Los que tienen dos dedos, por su parte, son primos lejanos del último perezoso de tierra que se extinguió. Este, bautizado Mylodon, era un gigante sudamericano que desapareció hace menos de 10 mil años

Fuente: elespectador.com

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!