Descubren el glaciar más antiguo del mundo en una mina de oro ubicada en Sudáfrica

Una recóndita mina de Sudáfrica reveló evidencia de lo que podría ser el glaciar más antiguo del mundo. Esta es la historia

Muy lejos de la helada región Ártica, las minas de oro de Sudáfrica sorprenden a los científicos con evidencia de lo que podría ser el glaciar más antiguo que se ha encontrado. Los sedimentos tienen aproximadamente 2,900 millones de años de antigüedad y están en uno de los depósitos de oro más grandes de la Tierra.

“Encontramos depósitos glaciares extremadamente bien conservados cerca de los campos de oro de Sudáfrica. Esta es una de las pocas áreas que permanecen bastante intactas y sin cambios desde la tierra primitiva,” detalló Ilya Bindeman, uno de los autores del estudio.

Las huellas del glaciar más antiguo del mundo

La investigación de Bindeman y Hofmann fue publicada en la revista Geochemical Perspective Letters. En ella, los autores explican las pruebas que realizaron para poder datar los restos que aparecieron al sur de Sudáfrica. Puesto que la conservación de hielo es prácticamente imposible, los científicos de dispusieron a analizar los isótopos de oxígeno en la mina.

Los isótopos son átomos de un mismo elemento que tienen el mismo número de protones pero un número diferente de neutrones, por lo que se usan en la investigación climatológica para datar la presencia de ciertos elementos y compuestos químicos, como ocurrió en este caso. En otras palabras, los isótopos son la huella que los elementos dejan a su paso cuando desaparecen.

“Estos depósitos son morrenas glaciares fosilizadas, que son básicamente los restos que deja un glaciar a medida que se derrite y se contrae gradualmente,” explica Bindeman. “son los depósitos de morrena más antiguos alguna vez encontrados. Además, pudimos correlacionar esto con el análisis de los isótopos de oxígeno de estas rocas, lo que mostró que el clima debe haber sido frío cuando se depositaron las rocas.”

La Tierra como una bola de nieve

Además, otra posibilidad está presente. Los análisis podrían indicar que se trata del periodo más frío de la Tierra sobre el que tengamos conocimiento. Hofmann asegura que:

“Otra posibilidad es que toda la tierra estuviera en un período de ‘bola de nieve’, cuando bajas concentraciones atmosféricas de [los gases de efecto invernadero dióxido de carbono y metano] llevaron a un ‘efecto invernadero inverso’, causando que gran parte del planeta se congelara. Si es así, este sería el período de enfriamiento global más temprano registrado.”

Fuente: ngenespanol.com