Noticyti

Cuál es el punto débil de los tardígrados micro “osos de agua”, las criaturas “más resistentes” del planeta

La estrategia de supervivencia de los tardígrados, unos animales microscópicos a los que se conoce como “osos de agua”, es básica pero efectiva: retraen sus ocho patas y la cabeza y se dejan disecar.

De esta manera, aunque arrojes a uno de estos seres a una hoguera, lo sometas al vacío o lo congeles, es posible que sobreviva.

Y esta es una de las razones por la que son consideradas las criaturas más resistentes del planeta.

Pero un grupo de científicos de la Universidad de Copenhague identificó lo que podría ser una amenaza para estos seres aparentemente indestructibles: el calentamiento global.

Ya una investigación de 2018 había advertido de que la especie de los tardígrados que vive en Antártica, el Acutuncus antarcticus, podría extinguirse debido al aumento de las temperaturas de los océanos.

Pero esta semana, los investigadores de la universidad danesa publicaron un estudio en el que señalan que otra de sus especies, el Ramazzottius varieornatus, ha demostrado tener la misma debilidad.

Los especímenes en los que se basó la indagación eran de países nórdicos, aclaró Ricardo Cardozo Neves, quien lideró el equipo, en la publicación de la revista especializada Scientific Report.

Nuestros resultados muestran que los tardígrados metabólicamente activos son vulnerables a las altas temperaturas; sin embargo, la aclimatación podría proporcionar un aumento de la tolerancia a esas temperaturas”, señala el estudio.

No es la resistencia, es el tiempo

En estudios anteriores, los científicos habían descubierto que los tardígrados tienen lo que parece casi un superpoder.

Cuando se secan, retraen la cabeza y sus ocho patas, se arrugan formando una pequeña bola y entran en un profundo estado de animación suspendida que se parece mucho a la muerte.

Expulsan casi toda el agua de su cuerpo y su metabolismo se ralentiza al 0,01% de la tasa normal.

No sólo eso: cuando están activos son capaces de resistir temperaturas de hasta 150 gradospor encima y por debajo de cero.

Pero es aquí donde surge la pregunta: ¿si son tan resistentes, cuánto tendría que aumentar la temperatura del agua para causarles problemas?

De acuerdo a los científicos, no se trata de la temperatura, sino del tiempo de exposición a ella.

En el estudio, los especímenes metabólicamente activos que fueron sometidos a temperaturas de 37,1 grados centígrados, sin aclimatación, durante 24 horas, solo el 50% logró sobrevivir.

Eso demostró, de acuerdo a Cardozo Neves, que el aumento de la temperatura en el planeta podría ser casi letal para la especie.

“Podemos concluir que los tardígrados activos son vulnerables a las altas temperaturas que se mantienen constantes”, señaló el investigador en la publicación.

Aunque aclaró: “Pero con una aclimatación previa, es posible que estas criaturas puedan acomodarse al aumento de las temperaturas en su hábitat natural”.

Esto debido a que, en el estudio, los organismos de esta especie que fueron aclimatados antes de ser sometidos a los 37,1 grados lograron sobrevivir en mayor porcentaje.

Y si se disecaban, lograban resistir temperaturas cercanas a los 60 grados centígrados.

“Los tardígrados disecados son mucho más resistentes y pueden soportar temperaturas mucho más altas que las que enfrentan los tardígrados activos.

Sin embargo, el tiempo de exposición es claramente un factorque acota su tolerancia a las altas temperaturas”, concluyó el estudio.

Fuente: BBC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *