Ciencia buscan explicar el peor varamiento de ballenas en 30 años en N. Zelanda: mueren 310 y tratan de salvar a 90

Decenas de voluntarios, biólogos y autoridades de Nueva Zelanda trabajan en este momento contrareloj para rescatar a las ballenas piloto que encallaron la noche del 10 de febrero en el extremo norte de ese país.

Según se confirmó, más de 310 ya han muerto en lo que se considera el peor evento de desorientación de ballenas desde 1985. Sin embargo, todos luchan por devolver al océano a las 90 restantes.

Según el último informe del Departamento de Conservación de Nueva Zelanda, en este momento se está esperando la siguiente marea alta para hacer un nuevo operativo. Y se tomando todas las precauciones del caso, pues rescatar ballenas es una tarea compleja y hasta peligrosa.

Entre otras cosas, explican, “se debe tratar de humedecer a los animales sin estresarlos, cada movimiento y cercanía debe realizarse con mucha precaución pues un movimiento brusco de un voluntario puede provocar un accidente involuntario y dejar personas heridas como saldo”. Además, las ballenas pueden transmitir algunas enfermedades, por lo que hay que evitar el contacto con sus fluidos corporales o con las salpicaduras que provocan al respirar.

La ballena piloto es un tipo de cetáceo relativamente pequeño que mide menos de 7 metros y pesa entre 1.3 y 2.3 toneladas cada una, los machos son más pesados. (Como se ve en la imagen siguiente)

Son animales sociales y familiares que viven en manadas de entre 20 y 100 miembros que se protegen unos a otros y siempre están juntos. Eso hace que, a menudo, todos acaben varados solidariamente.

No se sabe por qué ocurrió el encallamiento. Se presume que algunos de los animales se desorientaron y, los demás los siguieron, siguiendo su comportamiento natural de mantenerse juntos. Ese instinto es también un enorme reto con los rescates porque incluso las ballenas que son puestas en libertad se regresan a la orilla junto a las otras.

Los varamientos de esta especie de ballenas son comunes, pero es inusual el número de ballenas que encallaron juntas esta vez, dicen los especialistas.

Los científicos apuntan que la gran extensión de aguas poco profundas en la zona de Golden Bay de Nueva Zelanda hace que esta área sea propicia a que los animales queden encallados.

El incidente es el tercero más grave de este tipo que se recuerda en Nueva Zelanda. El peor registrado data de 1918 y en él perecieron cerca de mil ballenas. El segundo sucedió en 1985 y murieron 450 cetáceos en la costa de Auckland. Hace dos años, quedaron atrapados 200 de estos animales en esta misma costa.

Fuente: AP

 

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!