Australia declara al koala especie en peligro

El gobierno de Australia declaró el viernes al koala especie en peligro en el este del país al ser presa de enfermedades, pérdida de hábitat y otras amenazas.

La ministra de Ambiente, Sussan Ley, degradó su estatus de conservación a lo largo de la costa oriental, en Queensland, Nueva Gales del Sur y el Territorio de la Capital Australiana, por recomendación del Comité Científico para Especies en Peligro, un organismo oficial.

Previamente figuraba como especie vulnerable.

Muchos koalas australianos padecen de infecciones por clamidias. La población de koalas en Nueva Gales del Sur se ha reducido en un 33%, 61% desde 2001. En 2020, una investigación parlamentaria advirtió que la especie podía volverse extinta si no mediaba una intervención urgente.

El número de koalas en Queensland se ha reducido a la mitad desde 2001 debido a sequías, incendios y deforestación. Algunos mueren en ataques de perros o los atropellan en los caminos.

«Los koalas han pasado de fuera de lista a vulnerable y en peligro en una década. Es una caída sorprendentemente rápida», dijo el conservacionista Stuart Blanch, de World Wildlife Fund-Australia.

«La decisión es correcta, pero no impedirá que los koalas sigan cayendo hacia la extinción a menos que se aprueben leyes más estrictas e incentivos para proteger sus hogares en los bosques», añadió.

La Fundación Australiana del Koala calcula que quedan menos de 100.000 ejemplares en la vida silvestre, posiblemente unos 43.000. Los incendios de verano en 2019-20 mataron al menos a 6.400 ejemplares, a pesar de que los rescatistas se desesperaban por salvarlos y tratar sus heridas.

El gobierno sostiene que el declararlos especie en extinción pondrá de relieve los peligros que amenazan a los koalas y ayudarán a remediarlos, pero los grupos ambientalistas dicen que se debe hacer más para impedir su extinción,

Deborah Tabart, presidenta de la Fundación Australiana del Koala dijo que la designación de especie en peligro «no es más que un gesto simbólico».

«Más allá de las fotos y la retórica política (el gobierno federal) sigue aprobando la destrucción del hábitat del koala», afirmó.

Fuente: AP