La mamá emprendedora que creó un antídoto contra virus

Cuando el hijo de Gabriela León tenía apenas dos años enfermó gravemente de rotavirus, un padecimiento que causa diarrea severa, vómito, fiebre y deshidratación. Corría el 2008, en ese entonces la joven mexicana tenía 10 años dedicándose a la manufactura de desinfectantes, pero ante lo ocurrido con su pequeño, se dio a la tarea de crear un producto que realmente tuviera la capacidad de eliminar virus.

La investigación tardó dos años, su hijo fue su inspiración para crear Nbelyax, una nanopartícula -la manipulación de la materia en forma precisa en una escala molecular o atómica- que tiene la capacidad de eliminar virus, bacterias, hongos, esporas y micobacterias, incluso aquellas que son catalogadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como altamente resistentes.

La fundadora de la empresa Gresmex, Gabriela León, platicó a EconomíaHoy que una de las cualidades de la nanopartícula es que no causa resistencia, es biodegradable, eficaz contra el amplio espectro de microorganismos y no es cancerígena. “Su poder se encuentra en su tamaño, porque puede llegar al microorganismo más pequeño, es una molécula troyana porque se infiltra en el enemigo y destruye el material genético”, platicó León.

“Para descubrirla investigamos mucho en la literatura científica y nos dimos cuenta de dos cosas, que lo que anuncian como virucida o que eliminan virus, como lo hace Clorox o Lysol son una gran mentira, incluso han sido multados en la Profeco por engañar al consumidor, pero continúan vendiéndose”, señaló la ingeniera bioquímica, egresada de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

Las primeras pruebas externas de eficacia real del Nbelyax las obtuvo en 2010. A partir de entonces, Gabriela León utiliza la nanopartícula en nueve productos que fabrica en su planta de manufactura localizada en Tlalnepantla, Estado de México, bajo la marca Éviter, tales como antisépticos, desinfectantes y esterilizantes en frío para instrumental médico que neutralizan el 99.99% de los patógenos.

Los desinfectantes, por ejemplo, pueden utilizarse como un multiusos para limpiar cualquier superficie. A los textiles no los decolora y al acero no lo corroe. De hecho, la nanoparticula tiene aplicaciones para el cuidado personal, pues tiene una línea bucal (enjuague y pasta) así como un gel lubricante vaginal que evita el contagio del Virus del Papiloma Humano (VPH) el cual fue creado hace dos años, pero la Comisión Federal para la Protección contra riesgos sanitarios (Cofepris) apenas otorgó su registro para empezar a comercializarse.

El reto de ser mamá emprendedora

No todo ha sido fácil para Gabriela León quien, además de ser ingeniera, es mamá de una niña y un niño, esposa y emprendedora. Ella se ha enfrentado a discriminación por ser mujer, empresaria y por haber innovado en México.

A pesar de que Gresmex obtuvo la patente de su nanopartícula Nbelyax en 2016 y que ha sido solicitada en 139 países, no ha logrado colocar su innovación en el sector salud federal, el cual podría ser un mercado ideal pues a México le cuesta más de 38,500 millones de pesos al año los pacientes infectados, señaló León.

“Nos topamos con dos grandes problemas: la poca credibilidad de los mexicanos en los mexicanos y el poco interés del sector salud del país en utilizar productos que realmente ayuden, pues siguen argumentando que el cloro es lo que funciona cuando ese producto no cuenta con registro de Cofepris y lo siguen utilizando en los quirófanos. Comercializarlo en el sector salud federal ha sido imposible porque no nos préstamos a la corrupción y tuvimos diferencias por ese tema”, platicó León.

Sin embargo, el hospital civil de Guadalajara, uno de los más grandes de Latinoamérica utiliza los productos desde hace cuatro años. Así como el hospital de altas especialidades de la marina también lo utilizó.

La desacreditación por ser mujer, mexicana, por ser parte de una Pyme y que la nanopartícula se trate de una tecnología hecha en México son parte de los retos a los que se ha enfrentado desde que la descubrió y quiso comercializarla a través de sus productos.

“Me enfrento a discriminación y acoso, y me da mucho coraje que siga pasando. Que te cierren la puerta por ser mujer es terrible”, dijo León.

En México, las mujeres ocupan el 31% de los puestos de alta dirección; 7% de los miembros de la junta directiva de las empresas mexicanas son mujeres y sólo el 2% son empresarias (en comparación con el 6% de los hombres), de acuerdo con datos de la OCDE.

Reconocimiento mundial

El descubrimiento que hizo Gabriela León le ha valido reconocimientos como el premio del emprendedor del año Ernst & Young. Además, su innovación llegó a oídos del el ex presidente de Estados Unidos, Barack Obama; Christine Lagarde, directora del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del CEO de Dell, Michael Dell con quienes tuvo oportunidad de platicar acerca de su innovación.

En 2013, Gabriela León fue invitada por la Embajada de Estados Unidos, en el marco de la visita que realizó Obama a México, para participar en un evento en el Museo de Antropología, ahí tuvo la oportunidad de platicar con el ex presidente acerca de la nanopartícula.

“Fue una plática breve, tratamos de someter proyectos, pero nosotros no íbamos abrir una empresa allá para obtener fondos del gobierno, teníamos interés como empresa, pero fiscalmente no nos convenía?, platicó la empresaria.

Pero cuando se acercaba la visita de la directora del FMI a México, la fundadora de Gresmex recibió la llamada del particular de Luis Videgaray, en ese entonces, secretario de hacienda, para invitarla a una reunión con Lagarde quien estaba interesada en conocer el ecosistema emprendedor de las mujeres en México.

En 2014 cuando ocurrió el mayor brote de ébola, Gresmex hizo una sinergia con Fedex para enviar sus productos a Liberia y así contribuir en el combate de la epidemia.

“Fue un tema de responsabilidad humanitaria, no sólo respuesta, la empresa de paquetía tenía el medio y nosotros que mandar. Fedex buscó a la organización que manejaba las donaciones en tierra, fundaciones especificas a donde llegan todas las donaciones para repartir de acuerdo con las necesidades. Después de tiempo nos llegó una carta del ministerio de salud de Liberia, nuestros productos fueron identificados como ayuda para evitar que siguieran los contagios”.

Nanopartícula mexicana llegará a otros países

En las próximas semanas, Gresmex exportará sus productos a siete países de Sudamérica y en dos meses estarían cerrando la negociación para llevar los desinfectantes a tres países de Asia. “También estamos licenciando en otras partes del mundo, estamos buscando a fabricantes que conozcan el mercado y que tengan estrategia de distribución, comercialización, e incluso de fabricación”, señaló.

Fuente: economiahoy.mx

 

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!