Innovador método detecta disfunciones cardíacas invisibles para pruebas convencionales

Una nueva solución tecnológica esta revolucionando el diagnóstico por imagen en el ámbito de la cardiología, según explica el director médico de Resonancia Magnética y TAC del hospital Nuestra Señora del Rosario en Madrid, Eliseo Vañó Galván, quien destaca que es capaz de detectar las disfunciones de forma muy temprana permitiendo actuar cuando la enfermedad aun es reversible.

«Estamos ante uno de los mayores avances médicos de los últimos tiempos en la atención cardiaca de los pacientes», advierte el doctor, quien es uno de los primeros médicos españoles que ha podido probar la nueva tecnología y comprobar los resultados.

Las enfermedades cardíacas progresivas son asintomáticas y frecuentemente pasan desapercibidas en las pruebas convencionales de diagnóstico por imagen. «‘MyoStrain’ permite a los médicos diagnosticar precozmente la disfunción cardíaca, así como conocer la localización y el alcance de esta, antes de que el paciente presente síntomas o daños cardíacos», explica.

«Esta visibilidad de la disfunción cardíaca temprana ofrece la oportunidad, por primera vez, de que los médicos inicien activamente enfoques de atención preventiva y proactiva porque la disfunción es en gran medida reversible», añade.

Esta nueva tecnología se ha presentado en un encuentro en Madrid en el foro’ Cardilogy Summit: priorizando la eficiencia de la práctica clínica’ en el que han participado más de medio centenar de cardiólogos, radiólogos y representantes de diferentes especialidades médicas de toda España. El objetivo de este foro ha sido presentar la tecnología de diagnóstico por imagen ‘MyoStrain’ de la empresa norteamericana Myocardial Solutions.

Esta nueva tecnología será primordial en el nuevo Centro de Prevención Cardíaca que ha puesto en marcha el doctor Vañó junto a otros especialistas de prestigio en el hospital Nuestra Señora del Rosario. El centro contará con la más avanzada tecnología de MyoStrain para la detección de la disfunción cardíaca causada por las enfermedades crónicas y la quimioterapia. Este software ayudará a los médicos a gestionar el tratamiento realizando pruebas de seguimiento para controlar los efectos de la eficacia del tratamiento en el corazón.

Por su parte, para el profesor José Luis Zamorano, jefe del servicio del Cardiología del Hospital Ramón y Cajal, ha afirmado que «esta tecnología puede aportar un mejor análisis de la mecánica ventricular, facilitando otro punto de vista de cómo funciona el corazón». El que fuera vicepresidente de la Sociedad Europea de Cardiología, ha destacado que, «sin duda el gran avance será poder ver si logramos la detección subclínica de ciertas enfermedades, detectar enfermedad de una forma muy precoz».

Fuente: infosalus.com