Noticyti

Claudio Hetz, el científico chileno que cautivó a Michael J. Fox para curar el Parkinson

Director alterno del Instituto Milenio de Neurociencia Biomédica (BNI), académico internacional y neurocientífico, estos son sólo algunos de los cargos que actualmente ocupan a Claudio Hetz además de su investigación para encontrar la cura no sólo de la Esclerosis lateral amiotrófica (ELA), sino también del Parkinson, y que recientemente le significó una importante donación.

El actor Michael J. Fox -protagonista de la saga “Volver al Futuro”- puso sus ojos en la investigación que realiza Hetz desde Chile y que busca encontrar un tratamiento para estas patologías. El norteamericano que fue diagnosticado en 1991 con Parkinson, ha desarrollado una fundación para apoyar la investigación de esta patología y hace unos días le entregó al científico chileno cerca de 260 millones de pesos para continuar sus esfuerzos.

El científico, quien además es profesor titular de Biología celular en la facultad de medicina de la Universidad de Chile y profesor visitante en Harvard University, ha sido destacado por diversos países y autoridades por su desempeño académico e investigativo.

El año pasado, Hetz desarrolló un estudio sobre el proceso de ELA, la enfermedad que afecta al físico teórico Stephen Hawking desde su laboratorio ubicado en el edificio de la Universidad de Chile en la comuna de Independencia, lugar en que debieron construir un nuevo complejo para que el investigador, junto a su equipo, pudiese mantener todos sus ratones con diversas patologías neurológicas.

Con sólo 40 años, este académico ha logrado un reconocimiento a nivel internacional -razón por la que Michael J. Fox llegó hasta él para encontrar la cura del Parkinson- que incluso en 2008 le valió un galardón de la prestigiosa revista estadounidense Science por su aporte en la

Neurobiología.

Desde el Hetz Lab, el científico trabaja junto a su equipo en la cura de más de cinco patologías que afectan a miles de personas en todo el mundo y que hasta el momento no cuentan con formas de mejorar la calidad de vida de los pacientes. Todo esto con el “apoyo” de cientos de ratones que contribuyen en el avance de su trabajo.

En la investigación del Parkinson -la que le valió el aporte de $260 millones recientemente- Hetz realizará una “validación cruzada” junto al laboratorio Genzyme, en Estados Unidos, que consiste en el desarrollo del mismo estudio de manera paralela.

Fuente: emol.com