Noticyti
APP invdes

Xóchitl Silvestre: la joven mexicana que creo material que permitiría a la NASA construir hábitats en la Luna

La estudiante ganó un concurso para que una de sus creaciones sea utilizada en el espacio

Una joven mexicana universitaria se ha convertido en orgullo nacional luego de haber ganado una competencia que la hizo participe de un proyecto de la Administración Nacional Aeronáutica y del Espacio (NASA por sus siglas en inglés).

Se trata de Xóchitl Verónica Silvestre Gutiérrez, estudiante de Ingeniería del Tecnológico Nacional de México (TecNM) del campus Durango, y de quien su invención será probada por el organismo el próximo 2020, con el objetivo de llevarla a la exploración lunar Artemisa en el 2024.

El concurso de la NASA

El Programa Internacional del Aire y del Espacio convoca a estudiantes de secundaria, preparatoria y universidad de todo el mundo para inventar soluciones que contribuyan al desarrollo humano y crear herramientas que funcionen en las expediciones de la NASA.

Para esto, Xóchitl y su equipo Ixchel, formado por otros cinco estudiantes crearon un material cerámico, químicamente estable y cristalino, que puede ser útil para la construcción de hábitats lunares para los astronautas. Este componente, además de ser de bajo costo, posee propiedades magnéticas que ayudan a proteger a los agentes de las radiaciones ultravioletas y temperaturas difíciles de resistir para el cuerpo humano.

“En la primera fase se ha investigado el uso de la cerámica de tipo hexaferrita para la protección de la radiación ultravioleta (UV) así como su comportamiento en condiciones extremas de temperatura y presión atmosférica”, comentó a medios de comunicación.

Para presentar su propuesta, Xóchitl Silvestre viajó al U.S. Space & Rocket Center en Huntsville Alabama, en donde se preparó junto a sus compañeros para mostrar su proyecto al jurado de la NASA.

Durante los días de planificación en los que tuvo poco descanso, participó en diversas actividades, como una capacitación de parte de la empresa Aplicaciones Extraordinarias Aeroespaciales (AEXA) y estuvo en el Space Camp, campamento educativo sobre exploración espacial, aviación y robótica, en donde pudo convivir con expertos de la Agencia Nacional Espacial. Además de estar en la contienda final.

Aunque los jueces fueron difíciles de convencer, su proyecto resultó ganador, por lo que el siguiente año será analizado en una misión de pruebas del programa Módulo de Experimentación Espacial (MISSE) que estará en la estación espacial internacional entre seis y 12 meses.

De funcionar, los resultados se compartirán a todo el mundo y se gestionará su uso para el proyecto Artemisa, lanzado en 2024 por la NASA para explorar a la Luna.

Expedición Artemisa

La NASA mandará a una mujer por primera vez a la Luna en 2024, dentro de su proyecto “Artemis” (Artemisa) que también supondrá el retorno de las misiones tripuladas al satélite de la Tierra.

“Para todo el programa y para alcanzar una presencia humana sostenible en la Luna estamos hablando de entre 20.000 y 30.000 millones de dólares”, dijo el director de la NASA, Jim Bridenstine en una entrevista divulgada hoy por la cadena de televisión CNN.

El plan incluye la participación de compañías privadas y socios internacionales, la construcción de una estación espacial lunar, el descenso de humanos en el polo sur de la Luna dentro de cinco años y la compaginación del proyecto como un ensayo de una futura misión a Marte.

Los fondos para el programa Artemisa se añaden al presupuesto regular de la agencia tal como Bridenstine ya ha dicho ante el Congreso, prometiendo que el esfuerzo por colocar humanos otra vez en la Luna no restará fondos a otras actividades de la agencia aeroespacial.

Las tres misiones serán llevadas al espacio impulsadas por el cohete más grande hasta ahora construido, el Space Launc System, cuya producción encabeza Boeing.

En la punta de ese cohete irá la cápsula Orion, para cuya construcción Lockheed Martin es el contratista principal.

Además de estas misiones, que serán tareas exclusivas de la NASA, habrá otros cinco lanzamientos para situar en la órbita lunar los componentes para la construcción de la miniestación espacial Gateway, que servirá de lanzadera para los descensos en la Luna.

Estas cinco misiones entre 2022 y 2024 estarán en manos de empresas privadas, según los planes de la NASA.

Fuente: infobae.com