Una bacteria “milagrosa” reduce los contagios de dengue en un 77%

Científicos infectaron a una población de mosquitos con una bacteria que afectó su capacidad de transmitir el dengue. “Es mejor de lo que esperábamos”, dijeron

Un equipo de investigadores ha llevado a cabo un estudio experimental en el que infectaron mosquitos transmisores de dengue con una bacteria que redujo los contagios de la enfermedad en un 77%.

Los científicos usaron la bacteria wolbachia, a la que una de las responsables del experimento, la doctora Katie Anders, describe como “naturalmente milagrosa”.

Esta bacteria no daña al mosquito (’Aedes aegypti’), pero se aloja en partes de su organismo donde el virus del dengue suele expandirse. Por tanto, este último tiene más dificultades para multiplicarse y, de ese modo, hay menos probabilidades de que el mosquito cause una infección.

En base a este conocimiento, los investigadores infectaron con wolbachia a cinco millones de huevos de mosquito, los cuales fueron depositados en recipientes con agua en la ciudad de Yogyakarta, Indonesia.

Los huevos fueron renovados cada dos semanas. Tomó nueve meses generar una población entera de mosquitos infectados, detalla el estudio publicado en la revista New England Journal of Medicine.

La ciudad fue dividida en 24 zonas y se liberaron los mosquitos infectados en solo 12 de estas. Las otras 12, donde circulan mosquitos libres de la bacteria, servirían como grupo de control.

Luego, al analizar los nuevos reportes de dengue, detectaron que la cantidad de casos era 77% menor en las zonas donde se introdujeron los mosquitos con wolbachia. Asimismo, el número de pacientes que requirió atención hospitalaria era 86% más bajo.

Debido al contundente éxito del experimento, los mosquitos han sido liberados por toda la ciudad y el proyecto se está llevando a las poblaciones circundantes con el objetivo de erradicar el dengue de la región.

“Es muy emocionante. (El resultado) Es mejor de lo que esperábamos, para ser sincera”, le dijo a la BBC la doctora Anders, investigadora del Programa Mundial del Mosquito.

“Creemos que puede tener un mayor impacto cuando se aplique en grandes ciudades de todo el mundo, donde el dengue es un inmenso problema de salud pública”, indicó a la cadena británica.

Los autores del estudio destacan que la wolbachia puede alterar la fertilidad del portador para garantizar que sea transmitida a la siguiente generación de mosquitos.

En la actualidad se registran hasta 400 millones de nuevos casos de dengue cada año. En los últimos 20 años, Sudamérica es la región donde más se ha propagado la enfermedad, la cual tiene una elevada mortalidad en zonas con poca asistencia médica.

El uso de la wolbachia se perfila también como una potencial solución contra otras enfermedades como el zika, la fiebre amarilla y la chikungunya, que también se transmiten por mosquitos.

Fuente: larepublica.pe