Un archivo de 2,780 páginas de la CIA disponibles para los amantes de los OVNIS

La colección presenta registros relacionados con ovnis desclasificados por la CIA desde la década de 1980. El gobierno de Trump ordenó a todas las agencias de inteligencia revelar información relacionada en los próximos 180 días.

“A continuación encontrará una colección de registros OVNI relacionados con la CIA. La conexión de Black Vault con la CIA para obtener algunos de estos documentos ovni se remonta a 1996…”

Así comienza la introducción que John Greenewald preparó para la página web en la que comparte los documentos que le costó más de 20 años conseguir. Lo logró enviando solicitudes en las que apelaba a Ley de Libertad de Información, un conjunto de normas que permiten que cualquier ciudadano solicite copias de los registros del gobierno federal bajo ciertas condiciones.

Muchos de los documentos que encontrarán los internautas fueron liberados a finales de la década de 1990. Sin embargo, más adelante la CIA incluyó los registros originales en CD-ROM y ese fue precisamente el que consiguió Greenewald a mediados de 2020. Con la reciente adición, Greenewald asegura que ya suma más de 2,2 millones de páginas de material relacionado con ovnis en su archivo.

Según el portal de noticias Live Science, que registró la noticia, “los aspectos más destacados del tesoro incluyen un relato de 1976 en el que el ex subdirector adjunto de ciencia y tecnología del gobierno recibe una información críptica sobre un ovni y un documento centrado en una extraña explosión nocturna en un pequeño ruso”.

Como lo relató Isis Davis-Marks en la revista del Smithsonian, “los ovnis han ocupado durante mucho tiempo un lugar en la tradición popular”. Después de la Segunda Guerra Mundial el asunto despertó un inusitado interés en todo el mundo. Para muchos historiadores el fenómeno fue detonado por la guerra fría entre Estados Unidos y Rusia y estuvo asociado a la tecnología de cohetes en desarrollo.

Fue tal la presión del público durante esas décadas que el gobierno de Estados Unidos estableció múltiples proyectos encargados de registrar ovnis. Entre 1952 y 1969, el más famoso de ellos, el Proyecto Libro Azul, registró más de 12.000 avistamientos.

Al clausurarse el famoso Proyecto Libro Azul sus voceros declararon que en todos los casos de los que tenían noticia la causa podía atribuirse a histeria de masas, individuos que inventaban casos fraudulentos para buscar publicidad, personas con psicopatologías o simplemente una mala interpretación de varios objetos convencionales.

Curiosamente, y aunque suele insólito, la noticia de John Greenewald y del proyecto Black Vault coincidió con la firma por parte de Donald Trump del proyecto de ley de alivio y financiamiento gubernamental por el coronavirus por US$ 2,3 mil millones en diciembre, y en la que se incluyó la orden para las agencias de inteligencia de revelar en los próximos 180 días todo lo que saben sobre los objetos voladores no identificados.

“Es una estipulación que estaba incluida en la sección de «comentarios de la comisión» de la Ley de Autorización de Inteligencia para el año fiscal 2021, que estaba incluida en el enorme proyecto de ley de gastos”, informó CNN.

Fuente: elespectador.com