Teletransportación, la vía rápida para el tráfico de datos cuánticos

La teletransportación puede ser un concepto reservado para la ciencia ficción, pero investigadores han demostrado que puede usarse para evitar pérdidas en los canales de comunicación a nivel cuántico.

Un equipo, que incluye investigadores del Centro de Dinámica Cuántica de la Universidad de Griffith, indagó en los problemas relacionados con la pérdida inherente que ocurre en todos los canales de comunicación (por ejemplo, Internet o teléfono) y descubrió un mecanismo que puede reducir esa pérdida.

Los autores dicen que el hallazgo, descrito en Nature Communications, es un paso importante hacia la implementación de «internet cuántico». que traerá capacidades sin precedentes a las que no se puede acceder con la web actual.

El doctor Sergei Slussarenko, de la Universidad de Griffith, dijo en un comunicado que este estudio fue el primero en demostrar un método de reducción de errores que mejoró el rendimiento de un canal.

«Primero, observamos los datos sin procesar transmitidos a través de nuestro canal y pudimos ver una mejor señal con nuestro método que sin él. En nuestro experimento, primero enviamos un fotón a través de la pérdida; este fotón no lleva ninguna información útil, por lo que perderlo no fue un gran problema.

«Entonces podríamos corregir los efectos de la pérdida a través de un dispositivo llamado amplificador lineal silencioso desarrollado en Griffith y la Universidad de Queensland. Puede recuperar el estado cuántico perdido, pero no siempre puede tener éxito; a veces falla.

«Sin embargo, una vez que la recuperación tiene éxito, usamos otro protocolo puramente cuántico, llamado teletransportación de estado cuántico, para teletransportar la información que queríamos transmitir al portador ahora corregido, evitando todas las pérdidas en el canal».

Las tecnologías cuánticas prometen cambios revolucionarios en nuestra sociedad basada en la información, una comunicación cuántica desarrolla métodos como el que se demuestra en este estudio para transmitir datos de una manera extremadamente segura, de modo que sea imposible el acceso de un tercero.

«El cifrado cuántico de corta distancia ya se usa comercialmente, sin embargo, si queremos implementar una red cuántica global, la pérdida de fotones se convierte en un problema porque es inevitable», dijo Slussarenko.

«Nuestro trabajo implementa el llamado relé cuántico, un ingrediente clave de esta red de comunicación de larga distancia.

El teorema de no clonación prohíbe hacer copias de datos cuánticos desconocidos, por lo que si se pierde un fotón que transporta información, la información que transportaba desaparece para siempre.

«Un canal de comunicación cuántica de larga distancia en funcionamiento necesita un mecanismo para reducir esta pérdida de información, que es exactamente lo que hicimos en nuestro experimento».

Slussarenko dijo que el siguiente paso en este estudio sería reducir los errores a un nivel en el que el equipo pudiera implementar la criptografía cuántica de larga distancia y probar el método utilizando una infraestructura óptica de la vida real, como las que se usan para Internet basado en fibra.

Fuente: europapress.es