Simular una erupción volcánica gigante, el plan de Bill Gates contra el cambio climático

El cambio climático está a punto de alcanzar un punto de no retorno, según los científicos. Y puesto que los políticos no parecen interesados en hacer nada, e incluso niegan que tal cambio exista pese al consenso de la ciencia, parece que tendrán que ser las iniciativas privadas las que se encarguen del asunto. Es el caso de Bill Gates, una de las personas más ricas del mundo, que ha financiado un proyecto de geoingeniería solar que podría detener el cambio climático… con una nube química que teñiría el cielo de marrón.

El cambio climático es un tema muy serio que amenaza con olas de calor constantes, inundaciones masivas y otros efectos climáticos que desencadenarán crisis económicas, emigraciones masivas, y otras tragedias de efectos imprevisibles. Hacen falta soluciones urgentes, incluso radicales, para detener el cambio climático. Y eso es lo que propone la empresa Solar Radiation Management Governance Initiative (SRMGI), que Bill Gates está financiando. Asegura que la geoingeniería solar puede ser la solución al problema. Pero tiene sus inconvenientes.

La geoingeniería solar propone, básicamente, simular los efectos de una erupción volcánica masiva para enfriar el planeta. Y al parecer, es posible llevarlo a cabo… y podría funcionar.

¿Y cómo se puede conseguir esto? Básicamente, un ejercito de aviones volaría a gran altitud soltando toneladas de partículas químicas que crearían un especie de capa de protección adicional contra los rayos solares, enfriando el planeta. Es una tecnología que estará lista en breve, según esta compañía.

Aunque esta nube química pueda frenar el cambio climático, tendría algunos efectos secundarios. El más visible es que el cielo se teñiría de marrón y tardaríamos bastante tiempo, hasta que la nube se disipe, en volver a ver el cielo azul.

Además, esta acción tendría consecuencias para el clima en ciertas regiones. Pero son efectos secundarios menores, y temporales, si a cambio se consigue detener el cambio climático.

Parece una solución radical, pero si no hacemos algo pronto lo único que nos quedará son las soluciones radicales…

Fuente: ticbeat.com

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!