Por primera vez, científicos logran modificar el ADN en la retina para recuperar la vista

En los últimos años, la genética ha experimentado una revolución sin precedentes gracias a la tecnología de edición genética conocida como CRISPR. Esta herramienta, como unas tijeras moleculares de precisión, ha permitido a los científicos manipular genes de una manera nunca antes vista. Recientemente, un estudio liderado por Thomas Reh ha dado un paso crucial al utilizar CRISPR para explorar territorios inexplorados en la regeneración de células de la retina, ofreciendo una nueva esperanza para aquellos que sufren problemas de visión.

La retina, una estructura esencial para la visión, está compuesta por neuronas especializadas. A diferencia de nosotros, algunos animales, como peces y aves, poseen la asombrosa capacidad de regenerar estas neuronas después de sufrir daños. En el centro de este fenómeno se encuentran las células de la glía de Müller, presentes en la retina de estos animales. Estas células tienen la posibilidad única de convertirse en neuronas funcionales después de una lesión, un proceso que en mamíferos, incluyendo a los humanos, suele resultar en cicatrices e inflamación, sin generar nuevas neuronas.

La noticia más emocionante proviene de la investigación liderada por Reh, quien ha logrado un avance hasta ahora inédito en mamíferos. Al modificar genéticamente las células de la glía de Müller humanas, imitando el proceso natural observado en peces, el equipo ha logrado inducir la transformación de estas células en neuronas con características similares a las neuronas inmaduras de la retina. Este descubrimiento ofrece una perspectiva completamente nueva para abordar problemas de pérdida neuronal causados por enfermedades o traumas en el ser humano.

Sin embargo, aunque los resultados son prometedores, existen desafíos que aún deben superarse. El estudio se centró en la glía de Müller inmadura, y se desconoce si técnicas similares serán efectivas en la glía de Müller adulta. La eficiencia de este proceso y su aplicabilidad en tratamientos a gran escala son aspectos que necesitan una investigación más profunda.

Para comprender mejor el contexto de este avance, es esencial conocer de CRISPR. Este actúa como un editor, permitiendo a los científicos realizar cambios específicos en estas genéticas. Este sistema utiliza una guía de ARN para llevar a las tijeras moleculares de CRISPR al lugar exacto, donde se desea realizar un cambio. Una vez allí, CRISPR corta el ADN y el sistema de reparación del ADN de la célula entra en acción, permitiendo a los científicos introducir cambios o correcciones en la secuencia de ADN.

La facilidad, precisión y eficiencia de CRISPR lo convierten en una herramienta poderosa y prometedora en el campo de la biotecnología. Ha transformado la investigación genética, proporcionando no solo una comprensión más profunda de los genes y su funcionamiento, sino también abriendo la puerta a tratamientos para enfermedades genéticas y mejoras en cultivos agrícolas, entre otros avances.

Fuente: ensedeciencia.com