Por acabarse el combustible al telescopio Kepler de la NASA y no le queda mucho tiempo

El icónico telescopio Kepler de la NASA, que ha descubierto miles de exoplanetas desde su lanzamiento en 2009, pronto se tendrá que jubilar. La NASA anunció el viernes que el equipo encargado del Kepler había “recibido una indicación que les informó que el depósito de combustible del cohete tenía pocas reservas” .

El equipo procedió a “poner el cohete en un estado de hibernación para prepararlo y descargar los datos científicos recogidos en su última campaña de observación”. El telescopio sufrió un problema mecánico relacionado con su sistema de dirección en 2013, lo cual le obligó a los científicos a desarrollar un plan alternativo que utilizó la presión de los rayos del sol como sustituto de una de sus ruedas de reacción.

Esta nueva fase, llamada K2, es imperfecta, y la NASA originalmente pensó que solamente permitiría que el telescopio realizara 10 últimas campañas de observación con el combustible restante. No obstante, funciona, y permite que el Kepler realice observaciones del entorno espacial de 83 días. De acuerdo con la NASA, aunque la misión original del Kepler descubrió 2.244 candidatos a exoplanetas y 2.337 confirmados exoplanetas, la misión extendida K2 ha logrado identificar 479 candidatos y confirmar 323 exoplanetas. El telescopio Kepler actualmente está en su décima octava campaña para la misión K2.

La NASA no puede determinar la cantidad de combustible exacta que le queda al Kepler ya que no ya indicador a bordo. Sin embargo, debido a que está en el espacio profundo a 151 millones de kilómetros de la órbita de la Tierra — y que no hay peligro de que se estrelle contra otro cuerpo astronómico que potencialmente contenga vida, como una luna helada — la agencia puede seguir utilizando la nave espacial hasta que esta deje de funcionar.

Según la NASA, el equipo del Kepler tiene que poner la nave en estado de hibernación hasta agosto, mes en el cual lo encenderán de nuevo y utilizarán la Red de Espacio Profundo de la agencia para transferir los datos de la misión a la Tierra. Si eso es exitoso, tienen planeado realizar una décima novena campaña de observación con el combustible restante.

Resulta que Kepler ha descubierto conocimientos claves sobre el estado único de nuestro barrio estelar, lo cual ha incluido planetas de gas gigantes y ardientes muy cerca de sus estrellas anfitrionas, sistemas de estrellas binarios y enanos rojos rodeados por numerosos mundos pedregosos. También encontró un planeta cuyas características son misteriosamente parecidas a las de la Tierra.

Aunque sigue en operación limitada, la NASA ya ha lanzado a un sucesor, el Satélite de Exoplaneta Transitorio. El satélite mandó una imagen increíble de miles de estrellas en marzo de 2018.

Fuente: es.gizmodo.com

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!