Otro gigantesco asteroide se acerca este viernes a la Tierra

Pasará a casi 10 veces la distancia promedio entre la Tierra y la Luna y no volverá hasta 2055: será relativamente visible a su paso, principalmente desde el hemisferio sur

Un enorme asteroide de casi 2 kilómetros de diámetro se acercará a la Tierra este viernes 27 de mayo, según la NASA. Aunque en esta ocasión el asteroide pasará casi a 10 veces la distancia promedio entre la Tierra y la Luna, la agencia espacial ha clasificado al asteroide como «potencialmente peligroso», lo que significa que podría causar un daño enorme a nuestro planeta si alguna vez su órbita cambia y la roca impacta contra la Tierra.

De acuerdo a lo informado por la NASA, 7335 (1989 JA) es el asteroide más grande que se acercará a la Tierra este año. Los científicos estiman que el asteroide viaja a aproximadamente 76.000 kilómetros por hora, una velocidad 20 veces superior a la alcanzada por una bala. La roca no se acercará nuevamente a la Tierra hasta el 23 de junio de 2055, cuando pasará incluso más lejos que este sobrevuelo, aproximadamente a unas 70 veces la distancia entre la Tierra y la Luna.

Seguidos desde cerca

Según un artículo publicado en Live Science, este asteroide es uno de los más de 29.000 objetos cercanos a la Tierra (NEO) que la NASA rastrea cada año. Se clasifica como NEO a cualquier objeto astronómico que se acerca como mínimo a unos 48 millones de kilómetros de la órbita terrestre.

La mayoría de estos objetos son extremadamente pequeños: 7335 (1989 JA) es un caso atípico, porque es más grande que aproximadamente el 99% de los NEO que sigue la NASA. Sin embargo, el acercamiento de este tipo de cuerpos no es un tema menor: tanto la agencia espacial estadounidense como otras agencias espaciales están estudiando diversas formas para poder desviar la trayectoria de un asteroide que, en algún momento, se dirija directamente con destino de colisión hacia la Tierra.

Al ser clasificado como un potencial peligro, la NASA está indicando que el asteroide 7335 (1989 JA) podría generar un impacto catastrófico en nuestro planeta si en algún momento su órbita se modifica y la roca colisiona contra la Tierra. Ese es el principal motivo por el cual la NASA monitorea permanentemente el comportamiento de esta clase de objetos cósmicos.

Visible desde el hemisferio sur

El asteroide potencialmente peligroso dispone de un diámetro estimado de 1,8 kilómetros, según la NASA. Como su tamaño y ubicación lo hacen bastante brillante, será visible a través de pequeños instrumentos, principalmente desde el hemisferio sur, de acuerdo a un comunicado de The Virtual Telescope Project.

The Virtual Telescope Project es un servicio avanzado proporcionado por el Observatorio Astronómico Bellatrix en Italia y administrado por el Dr. Gianluca Masi. Consiste en varios telescopios robóticos, accesibles remotamente en tiempo real a través de Internet, que se utilizan tanto para tareas de investigación como de divulgación científica.

Además de organizar un evento online para mostrar el paso del asteroide en vivo desde Chile y Australia, los investigadores que forman parte de este proyecto lograron capturar una sola exposición de 300 segundos de 7335 (1989 JA), tomada de forma remota con la unidad robótica “Elena”. El telescopio siguió el movimiento rápido y aparente del asteroide, por eso las estrellas parecen estelas (ver imagen).

Cuando los especialistas capturaron la imagen, el asteroide 7335 (1989 JA) estaba a unos 5,8 millones de kilómetros de la Tierra y se acercaba lentamente a nosotros. Esta gran roca espacial fue descubierto por Eleanor Helin el 1 de mayo de 1989, desde el Observatorio Palomar, ubicado en California, Estados Unidos.

Fuente: Tendencias21