Ondas sonoras del interior solar excitan su campo magnético

Las ondas magnéticas del Sol se comportan de manera diferente a lo que se cree actualmente, según revela el examen de diez años de datos recopilados por la Universidad de Northumbria.

La investigación, publicada en Nature Astronomy, determina que las ondas magnéticas en la corona solar, su capa más externa de la atmósfera, reaccionan a las ondas sonoras que se escapan del interior del sol. Se trata del hallazgo de una potencial nueva constante solar.

Estas ondas magnéticas, conocidas como ondas alfvénicas, desempeñan un papel crucial en el transporte de energía alrededor del sol y el sistema solar. Anteriormente se pensaba que las ondas se originaban en la superficie del sol, donde el hidrógeno en ebullición alcanza temperaturas de 6.000 grados y agita el campo magnético del sol.

Sin embargo, los investigadores han encontrado evidencia de que las ondas magnéticas también reaccionan, o se excitan, más arriba en la atmósfera por las ondas sonoras que se escapan del interior del sol.

El equipo descubrió que las ondas de sonido dejan un marcador distintivo en las ondas magnéticas. La presencia de este marcador significa que toda la corona del sol está temblando de manera colectiva en respuesta a las ondas de sonido. Esto hace que vibre en un rango de frecuencias muy claro.

Este marcador recién descubierto se encuentra a lo largo de la corona y estuvo presente constantemente durante los 10 años examinados. Esto sugiere que es una constante fundamental del Sol.

Por lo tanto, los hallazgos podrían tener implicaciones significativas para nuestras ideas actuales sobre cómo se transfiere y utiliza la energía magnética en atmósferas estelares.

Richard Morton, autor principal del informe y profesor titular de la Universidad de Northumbria, dijo en un comunicado: “El descubrimiento de un marcador tan distintivo, potencialmente una nueva constante del sol, es muy emocionante. Anteriormente, siempre hemos pensado que las ondas fueron excitadas por el hidrógeno en la superficie, pero ahora hemos demostrado que están excitadas por estas ondas sonoras. Esto podría llevar a una nueva forma de examinar y clasificar el comportamiento de todas las estrellas bajo esta firma única. Ahora que conocemos que la firma está ahí, podemos ir a buscarla en otras estrellas.

“La corona solar es más de cien veces más caliente que su superficie y se cree que la energía que proviene de las ondas Alfvénicas es la responsable de calentar la corona a una temperatura de alrededor de un millón de grados. Las ondas Alfvénicas también son responsables de calentar y acelerar el potente sistema solar. “El viento del sol que viaja a través del sistema solar. Estos vientos viajan a velocidades de alrededor de un millón de millas por hora. También afectan la atmósfera de las estrellas y los planetas, impactando en sus propios campos magnéticos y causando fenómenos como la aurora”.

Morton agregó: “Nuestra evidencia muestra que las oscilaciones acústicas internas del sol desempeñan un papel importante en la excitación de las ondas alfvénicas magnéticas. Esto puede dar a las ondas diferentes propiedades y sugiere que son más susceptibles a una inestabilidad, lo que podría conducir a temperaturas más altas y vientos solares más rápidos”.

Fuente: EP