Nueva confirmación de la Teoría de la Relatividad de Einstein

Un tipo particular de ‘microlente gravitacional’ ha permitido observar una predicción de Albert Einstein y abre otra ventana para entender la historia y la evolución de galaxias como la nuestra.

Albert Einstein predijo que siempre que la luz de una estrella distante pasa por un objeto más cercano, la gravedad actúa como una especie de lente de aumento, iluminando y doblando la luz de las estrellas lejanas. Sin embargo, en un artículo publicado en 1936 en la revista Science, agregó que debido a que las estrellas están tan separadas “no hay esperanza de observar directamente este fenómeno”.

Ahora, un equipo de investigación internacional dirigido por Kailash C. Sahu, astrónomos del Space Telescope Science Institute in Baltimore, ha hecho precisamente eso, como se describe en su artículo del 9 de junio de 2017 en Science, publicado este miércoles por la Embry-Riddle Aeronautical University. Se cree que el estudio es el primer informe de un tipo particular de “microlente gravitacional” de Einstein por una estrella distinta del Sol.

Terry Oswalt, de la Embry-Riddle Aeronautical University, dice que el descubrimiento abre una nueva ventana para entender “la historia y la evolución de galaxias como la nuestra”.

Más específicamente, Oswalt agrega: “La investigación de Sahu y sus colegas proporciona una nueva herramienta para determinar las masas de objetos que no podemos medir fácilmente por otros medios. El equipo determinó la masa de un remanente estelar derrumbado conocido como estrella enana blanca. Los objetos han completado su ciclo de vida de quema de hidrógeno, y por lo tanto son los fósiles de todas las generaciones anteriores de estrellas en nuestra galaxia, la Vía Láctea”.

Oswalt, astrónomo y presidente del Departamento de Ciencias Físicas del campus de Embry-Riddle en Daytona Beach, Florida, dice además: “Einstein estaría orgulloso, una de sus predicciones clave ha pasado una prueba de observación muy rigurosa”.

La microlente gravitatoria de las estrellas, predicha por Einstein, se ha observado previamente. Como bien se sabe, en 1919, las medidas de la luz de las estrellas que se curvan alrededor de un eclipse total del sol proporcionaron una de las primeras pruebas convincentes de la teoría general de la relatividad de Einstein – una ley de la física que describe la gravedad como función geométrica del espacio y del tiempo.

“Cuando una estrella en el primer plano pasa exactamente entre nosotros y una estrella de fondo”, explica Oswalt, “la microlente gravitatoria da como resultado un anillo de luz perfectamente circular – un llamado anillo de Einstein”.

El grupo de Sahu observó un escenario mucho más probable: Dos objetos estaban ligeramente fuera de alineación, y por lo tanto formaron una versión asimétrica de un anillo de Einstein. “El anillo y su brillo eran demasiado pequeños para ser medidos, pero su asimetría hizo que la estrella distante parezca descentrada de su verdadera posición”, dice Oswalt. “Esta parte de la predicción de Einstein se llama ‘lentes astrométricas’ y el equipo de Sahu fue el primero en observarlo en una estrella distinta del Sol”.

Sahu, un astrónomo del Instituto de Ciencias del Telescopio Espacial de Baltimore, Maryland, aprovechó la resolución angular superior del Telescopio Espacial Hubble. El equipo de Sahu midió cambios en la posición aparente de una estrella distante cuando su luz fue desviada alrededor de una estrella enana blanca cercana llamada Stein 2051 B en ocho fechas entre octubre de 2013 y octubre de 2015. Determinaron que Stein 2051 B – la sexta enana blanca más cercana Estrella al Sol – tiene una masa que es aproximadamente dos tercios de la del Sol.

“La idea básica es que la aparente desviación de la posición de la estrella de fondo está directamente relacionada con la masa y la gravedad de la enana blanca – y lo cerca que ambas se alinearon exactamente”, explica Oswalt.

Fuente: Europa Press

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!