NASA descubre nuevos indicios de agua en dos planetas del Sistema Solar

La agencia espacial de Estados Unidos (NASA), dio a conocer que dos de sus misiones encontraron indicios de agua en planetas a más de 4,6 billones de kilómetros de distancia en el Sistema Solar.

Estos nuevos descubrimientos salen a la luz tras la activa operación del rover Curiosity en Marte, el cual confirmó la existencia de arcilla, y de la sonda New Horizons en Plutón, que confirmó presencia de amoniaco. Dos hallazgos que llaman la atención de la comunidad astronómica internacional, puesto levantan la hipótesis de que estos cuerpos celestes hayan albergado condiciones esenciales para la vida.

Arcilla en el planeta rojo

El rover Curiosity, lanzado a fines de noviembre en 2011, confirmó la existencia de grandes cantidades de minerales de arcilla en objetivos perforados recientemente en la ladera del Monte Sharp de Marte, región que llamó la atención de los orbitadores incluso antes de que la nave aterrizara en 2012.

La arcilla a menudo se forma en el agua, que es esencial para la vida, por lo que Curiosity está explorando aún más el Monte Sharp para ver si tuvo las condiciones necesarias para albergar vida hace miles de millones de años.

Lo que estos nuevos hallazgos significan para la región aún está pendiente de debate, según la NASA. Es probable que las rocas en el área se formasen como capas de lodo en lagos antiguos, algo que también encontró el rover en el mismo monte, deduciendo que el agua interactuó con los sedimentos a lo largo del tiempo, dejando allí una gran cantidad de arcilla en las rocas.

Amoniaco en el planeta enano

Datos de la sonda New Horizons revelaron amoniaco en Plutón, evidencia de una actividad geológica reciente con agua líquida que brota como lo haría la lava fundida en la Tierra.

En esta nueva investigación los autores sugieren que Plutón puede albergar al menos algunas características favorables a la evolución de la vida. “En los últimos años, el amoníaco ha sido un poco como el ‘santo grial’ de la ciencia planetaria”, dijo a Space.com la autora principal del estudio, Cristina Dalle Ore, científica planetaria del Centro de Investigación Ames de la NASA.

Una razón para esto es que el amoniaco es un ingrediente clave en las reacciones químicas que subyacen a la vida tal como la conocemos y, por lo tanto, cuando se encuentra, señala la presencia de un entorno que conduce a la vida. “Esto no significa que la vida esté presente, y aún no la hemos encontrado, pero indica un lugar donde debemos buscar”, señaló.

El amoníaco “es una molécula frágil y se destruye por la radiación ultravioleta y los rayos cósmicos”, dijo Dalle Ore. “Por lo tanto, cuando se encuentra en una superficie, implica que se había colocado allí hace relativamente poco tiempo, unos millones de años antes de ser encontrado”.

Los investigadores sugirieron que, cuando se depositaba en la superficie de Plutón, el amoníaco ya estaba mezclado con el agua de un océano subterráneo escondido dentro del planeta enano. Esta agua pudo haber salido “a través de grietas o conductos de ventilación y se roció en la superficie”, dijo Dalle Ore. “A esto lo llamamos criovulcanismo”.

El hecho de que Plutón posea agua líquida puede parecer sorprendente, ya que la temperatura de la superficie del planeta enano es de aproximadamente -270 °C, más que lo suficientemente fría para congelar el aire. Sin embargo, el calor de los minerales radiactivos hace que las profundidades de Plutón sean más cálidas que su superficie, y “el amoníaco, cuando se mezcla con el agua, actúa como anticongelante y, por lo tanto, permite que el agua sea líquida a temperaturas que de otra manera serían demasiado frías”, dijo Dalle Ore.

Fuente: emol.com

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!