¡Misterio resuelto! Éste es el increíble efecto que ocurre si lloras en el espacio [VIDEO]

¿Te has preguntado qué pasaría si lloras en el espacio? Aquí te contamos el sorprendente efecto que ocurre si lo intentas

Algunas personas sueñan con viajar lejos, incluso fuera de este planeta. Lo cierto es que para ello se necesita una preparación y una serie de advertencias. Hay gente que dice que no se puede llorar en el espacio exterior; sin embargo, un astronauta canadiense demostró lo contrario y todo quedó grabado en video.

En una transmisión de la Agencia Espacial Canadiense, en colaboración con la NASA, el astronauta Chris Hadfield demostró el efecto físico que ocurre si alguien llora en el espacio, y no es nada parecido a lo que pasa en la Tierra, donde las lágrimas sencillamente caen al suelo.

En el ya lejano 2013, el canadiense demostró que efectivamente se puede llorar. Sin embargo, las lágrimas quedarían en las inmediaciones del ojo, y en medida de que se llore más y se tenga una masa mayor de líquido, ocurriría un efecto conocido como «mascarilla de agua», como explica la revista de divulgación de la ciencia de la Agencia Espacial Mexicana, Hacia el Espacio.

En el video observamos Hadfield vertiéndose agua de un contenedor cerca del ojo, mientras explica qué es lo que está pasando con sus lágrimas falsas. El video ha sorprendido con ya 13 millones de reproducciones.

«Como si comenzara a llorar, mis ojos están llenos de lágrimas. Pero puedes ver que sólo forman una bola en mi ojo.(…) Entonces, si sigues llorando, terminarás con una bola de agua cada vez más grande en el ojo, hasta que finalmente cruza tu nariz y entra en el otro ojo», explica desde la estación espacial.

Aunque esto pudiera parecer un gran problema más allá de una forma de demostrar los sentimientos, explica que la bola de agua se podría evaporar, esparcir en tu cara o sencillamente puedes tomar una toalla y secarte.

«Sí, se me han metido muchas cosas en el ojo. Tus ojos definitivamente llorarán en el espacio, pero la gran diferencia es que las lágrimas no caen. Así que toma un pañuelo», concluye.

Fuente: milenio.com