Los fundadores de BioNTech reciben premio por su contribución al combate de la pandemia

Özlem Türeci y Uhur Sahin, los fundadores de la farmacéutica alemana BioNTech, los desarrolladores de la primera vacuna autorizada contra la covid, recibieron este jueves el premio Axel Springer por su contribución a combatir la pandemia.

El acto, entre lo físico y lo virtual, de la principal editora de medios de comunicación de Alemania concitó a importantes líderes globales, desde la comisaria de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, hasta el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, pasando por el canciller austríaco, Sebastian Kurz.

Los galardonados, casados desde 2002, fundaron su empresa hace doce años con su propio capital con el objetivo de desarrollar una cura contra el cáncer estimulando el sistema inmunitario mediante material genético que promueve la creación de anticuerpos sin tener que esperar a un encuentro con el virus.

Su empresa está valorada actualmente en 25,000 millones de euros y los dos premiados se encuentran entre los 100 alemanes más ricos por sus acciones de BioNTech.

Sahin explicó que su vacuna se puede «adaptar muy rápido» a cualquier posible nueva variante, lo que supone una ventaja para combatir la pandemia en un momento en el que algunas mutaciones más contagiosas se están propagando con velocidad.

Türeci indicó por su parte que para mediados de este año BioNTech y su socio, el gigante farmacéutico Pfizer, estarán en disposición de entregar a la UE 260 millones dosis.

«No podemos agradeceros lo suficiente. Por vuestro trabajo y por una vacuna que será crucial para nuevas victorias sobre la covid», aseguró Kurz en la «laudatio».

Von der Leyen, en un videomensaje, instó a Türeci y Sahin a «continuar trabajando» y subrayó que «el mundo es muy afortunado» de contar con los «logros» de esta pareja. Netanyahu, que destacó su «talento, inteligencia y humanidad», dijo han «cambiado la historia».

El jefe de gobierno del estado federado alemán de Renania del Norte-Westfalia, Armin Laschet, enfatizó la trayectoria de estos dos inmigrantes turcos y su integración en Alemania.

«A los racistas y extremistas: los salvadores de nuestra salud son los mismos que discrimináis todos los días», señaló Laschet, presidente también de la Unión Cristianodemócrata (CDU), que llamó a combatir «el virus del odio, el extremismo y la intolerancia».

El galardón de Axel Springer precede a la concesión a Sahin y Türeci de la Cruz del Mérito alemana, que les entregará mañana a estos dos innovadores del campo de la biotecnología el presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier.

La vacuna de BioNTech y Pfizer fue la primera fórmula contra el coronavirus autorizada en la Unión Europea, a finales del pasado diciembre, y ha demostrado más de un 95 % de efectividad.

A esta vacuna le siguieron en la UE las de Moderna (que se basa en un sistema similar de combatir el virus) y la de AstraZeneca, que ha concitado desde el primer momento dudas.

Fuente: Agencias