Los delfines hacen amigos igual que los humanos: buscando intereses en común

Un estudio de la Royal Society determinó que los delfines mulares macho tienen una vida social activa con otros que tengan comportamientos o atributos similares a los suyos.

Una de las principales poblaciones de delfines mulares o nariz de botella se encuentra en Shark Bay, un área de Patrimonio Mundial al occidente de Australia.

Allí investigadores de las Universidades de Bristol, Zurich y Australia Occidental analizaron los comportamientos sociales de los delfines macho de esta especie y su tendencia a asociarse con otros delfines que compartieran características similares.

Esta investigación se enfoca en cómo los delfines macho usan esponjas marinas como herramienta para conseguir alimento en canales profundos de agua. Esta técnica es conocida como forrajeo y consiste en poner la esponja en la punta de la nariz de cada delfín. Es aprendida y transmitida de generación en generación. Sin embargo, solo algunas familias de delfines dominan esta estrategia de caza.

El estudio agrupó datos de los machos durante nueve años. Fue financiado por la Fundación Nacional de la Ciencia en Suiza, la Sociedad Geográfica Nacional, la Fundación de Rescate e Investigación del Mundo Marino de Australia, la Fundación WV Scott y la Fundación AH Schultz.

Entre 2007 y 2015, se recopiló información de 124 delfines machos durante el invierno en Shark Bay, analizando datos de comportamiento, datos genéticos y registros fotográficos de cada uno. Los investigadores tomaron como muestra un grupo de 37 delfines, 13 utilizaban las esponjas como herramienta y 24 no las usaban.

El estudio demostró que los machos que utilizan las esponjas pasan más tiempo con otros delfines que usan esta misma técnica, creando lazos de amistad basados en la forma de recolección de alimento.

“Forrajear con una esponja es una actividad que requiere mucho tiempo y en gran medida es solitaria. Por eso durante décadas se pensó que era incompatible con las necesidades de los delfines macho para invertir tiempo en formar alianzas cercanas con otros”, explica el Dr. Simon Allen, coautor del estudio e investigador principal asociado de la Escuela de Ciencias Biológicas de la Universidad de Bristol.

Allen añade que, “al igual que sus contrapartes femeninas y de hecho como los humanos, los delfines machos forman vínculos sociales basados en intereses compartidos “.

En el 2015 el Instituto Harbor Branch Oceanographic de Florida descubrió que los delfines muestran comportamientos de preferencia hacia otros ejemplares de su misma especie y evitan a otros.

Además, los resultados de este nuevo estudio confirman que, al igual que nosotros, los delfines tienden a forjar vínculos con aquellos con los que comparten intereses comunes.

“Los vínculos fuertes entre machos pueden durar décadas y son fundamentales para el éxito de apareamiento de cada uno. Estábamos muy emocionados de descubrir alianzas de esponjas, delfines que forman amistades con otros con rasgos similares “, concluyó Manuela Bizzozzero, autora principal del estudio en la Universidad de Zurich.

Fuente: elespectador.com

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!