Hallan un exoplaneta con oxígeno en su atmósfera, pero sin vida

El lejano planeta GJ 1132b ha intrigado a los astrónomos desde que se descubrió el año pasado. Situado a sólo 39 años luz de la Tierra, ahora los científicos aseguran que su atmósfera podría contener oxígeno, aunque no podría albergar vida. Una de las razones sería su temperatura, que supera los 230ºC, además de que esta capa que cubre el planeta es “delgada y tenue”.

La astrónoma de Harvard y autora principal del trabajo, Laura Schaefer, examinó junto a su equipo qué pasaría con GJ 1132b tuviera un ambiente lleno de vapor de agua. Este mundo, que orbita muy cerca de su estrella está inundado de luz ultravioleta (UV). Este tipo de luz rompe las moléculas de agua en hidrógeno y oxígeno, los cuales se puede perder en el espacio. Sin embargo, ya que el hidrógeno es más ligero, se escapa más fácilmente, mientras que el oxígeno permanece detrás.

“En los planetas más fríos, el oxígeno podría ser una señal de vida extraterrestre y habitabilidad, pero en un planeta caliente como GJ 1132b, es un signo de todo lo contrario. Es un planeta que está siendo horneado y esterilizado”, ha apuntado Schaefer. 

Puesto que el vapor de agua es un gas de efecto invernadero, el planeta lo sufriría de manera muy fuerte, lo que amplifica el calor ya intenso de su estrella. Como resultado, su superficie podría permanecer fundida durante millones de años en un ‘océano de magma’.

Los autores de este trabajo, publicado en ‘The Astrophysical Journal’, apuntan que este mar podría interactuar con la atmósfera, absorbiendo parte del oxígeno, pero sólo alrededor de una décima parte, de acuerdo con el modelo creado por Schaefer y sus colegas. La mayor parte del 90 por ciento del oxígeno sobrante se moverá en corrientes hacia el espacio, aunque algunos podrían persistir, según la investigadora. 

Fuente: Europa Press

 

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!