Encuentran en Oaxaca el fósil de un erizo de 30 millones de años de antigüedad

El nuevo género de esta especie fue llamado científicamente como «Dzavui landeri» nombre dedicado al dios mixteca de la lluvia

Un grupo de investigadores, entre ellos de entidades españolas, descubrieron en el yacimiento mexicano de Santiago Yolomécatl, perteneciente al estado de Oaxaca, un nuevo género de fósil de erizo de 30 millones de años de antigüedad.

Se trata del erizo fósil más grande de Norteamérica y uno de los más antiguos hallados hasta la fecha y es, además, el hallazgo más al sur y tropical de un ejemplar de esta familia en este continente.

El grupo, formado por los paleontólogos Vicente D. Crespo, de la Universidad de Valencia (Grupo de investigación en Paleontología de Vertebrados del Cenozoico PVC-GIUV); Universidade Nova de Lisboa (Portugal); y Museo Valenciano de Historia Natural, junto a Eduardo Jiménez-Hidalgo y Rosalía Guerrero-Arenas, de la Universidad del Mar (Oaxaca, México), publicó la descripción del nuevo erizo en la revista «Historical Biology».

El fósil se encuentra resguardado en la Colección Científica del Laboratorio de Paleobiología de la Universidad del Mar, la cual está registrada en la Dirección de Registro Público de Monumentos y Zonas Arqueológicos e Históricos en el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

El holotipo, es decir, el fósil a partir del cual se describió el nuevo género y especie, consta de una mandíbula con un premolar y un molar, según un comunicado de la Universidad de Valencia (este de España).

Gracias a las características que presenta, se pudo observar que este nuevo erizo sería más carnívoro que el resto de los géneros norteamericanos, además de ser de mayor tamaño y tener una morfología primitiva, similar a los de sus antepasados asiáticos, lugar donde se originó la familia de los erizos.

El nuevo género y especie fue ‘bautizado’ con el nombre científico de Dzavui landeri, dedicado al dios mixteca de la lluvia y patrón de dicho pueblo, que es el que habitaba en la zona donde se halló el fósil, según las fuentes, que añaden que la especie está dedicada al paleontólogo de origen estadounidense Bruce Lander.

Cabe destacar que este nuevo erizo es más cercano familiarmente a los actuales gymnuros o ratas lunares, del sudeste asiático, que se caracterizan por no tener púas, que a los erizos propiamente dichos. Esta subfamilia fue la dominante dentro de los erizos hasta el Pleistoceno.

El yacimiento de Santiago de Yolomécatl está datado gracias a unas areniscas con granos de circonio halladas justo encima del yacimiento, mediante isótopos de Uranio-Plomo, en 30,6 +/- 0,77 millones de años, con lo cual equivaldría a la edad del Oligoceno inferior.

Dzavui estuvo acompañado de otros mamíferos como rinocerontes, jabalíes tayasuidos, como los actuales pecaríes y grandes carnívoros extintos, como los amphycionidos, o vulgarmente conocidos como osos-perros, concluyen las fuentes.

Fuente: eluniversal.com.mx